INTERNACIONALES

El Nuevo Herald: Gobierno gasta millones en cabildeo en Washington

Desde la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el gobierno venezolano ha gastado cerca de 1,3 millones de dólares en cabilderos en Washington a través de su filial petrolera Citgo.

Dentro de los gastos del gobierno venezolano figuran tres firmas de cabildeo en Washington: Avenue Strategies, Cornerstone Government Affairs y VantageKnight, que suelen presionar en el Congreso de Estados unidos, la Casa Blanca y el gabinete presidencial sobre políticas petroleras que podrían afectar a Citgo y a Venezuela, así lo reseñó El Nuevo Herald.

La inversión en cabilderos aumentó y se volvió una prioridad debido a las que Venezuela estaría por enfrentar amplias sanciones con respecto al suministro de crudo venezolano a Estados Unidos.

El cabildero Carlos J Giménez, hijo del alcalde de Miami-Dade Carlos Giménez, aseguró que estos gastos de Venezuela son solo una pequeña parte del dinero que perdería si Trump llegara a aplicar sanciones, como lo ha sugerido en sus recientes declaraciones.

Giménez explicó que Estados Unidos compra más de la mitad del petróleo venezolano, lo que representa cerca de 95% de las ganancias por exportación de crudo en Venezuela. “El mayor activo de Venezuela es su petróleo y el presidente Nicolás Maduro lo utiliza para mantenerse en el poder”.

Aunque el cabildeo a favor de Citgo continúa en Washington, el cabildeo a nombre de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se ha interrumpido. Las dos firmas que trabajaron a nombre de Pdvsa en 2016 dejaron de representar a la compañía en 2017.

El cambio de cabildos se debió a que las tres frmas contratadas paa favorecer a Citgo mantienen buenas relaciones con las fuerzas políticas estadounidenses, contrario a lo que sucedió con cualquier firma que se relacione con la estatal petrolera venezolana.

Desde que Maduro asumió la presidencia en 2013, el cabildeo en Washington a nombre de clientes en Venezuela asciende a $7,8 millones, según registro de cabildeo del Senado.

Puede leer más en El Nuevo Herald. 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *