NOTICIAS DE PORTADA

Empresario dominicano en NY pide fiscalizar recursos manejados por cónsules

Víctor Abreu lamentó que el Estado dominicano desaproveche y deje de percibir anualmente miles de millones de dólares de los ingresos que reciben los cónsules.

NUEVA YORK.- El empresario y político dominicano, Víctor Abreu, lamentó que el Estado dominicano está desaprovechando y dejando de percibir anualmente miles de millones de dólares de los ingresos que reciben los cónsules asignados en el exterior, por concepto de servicios y visados, los cuales son administrados discrecionalmente.

El empresario dominicano dijo que estos recursos son manejados sin rendir cuenta a ningún organismo oficial por lo que se hace necesario que sean fiscalizados y parte de de ellos usados en programas sociales y culturales que beneficien a diáspora dominicana.

Abreu recordó que la diáspora aporta a la economía nacional un 7 por ciento del Producto Interno Bruto, a través de las remesas, con lo cual contribuye significativamente al pago de la deuda externa y las importaciones que realiza el país; sin contabilizar sus aportes al turismo nacional, al mercado de la vivienda, envió de artículos de primera necesidad que contribuyen directa e indirectamente al desarrollo de la nación, entre otros renglones de la economía nacional.

A juicio de Víctor Abreu, el mayor aporte que los dominicanos del el exterior pueden hacer en este momento que vive República Dominicana es tomar conciencia del significado de registrarse para fines electorales y darle a sus hijos nacidos en el exterior, especialmente en los Estados Unidos, la doble nacionalidad.

Propugnó por tal acción porque la misma impulsaría la creación de un poderío electoral que puede inclinar los resultados electorales dominicanos hacia donde la diáspora decida, hasta tal punto que pueda salir un presidente o vicepresidente imparcial  proveniente de los dominicanos en el exterior en mayo del 2020.

Enfatizó que históricamente las grandes transformaciones nacionales que se han originado en la República Dominicana en los últimos 50 años, han llegado de las manos de dominicanos que han vivido en el exterior, por motivos económicos o políticos, y recordó el caso del profesor caso Juan Bosch, quien regreso al país en 1961; el doctor Joaquín Balaguer, el cual retornó a territorio dominicano en el 1966 y Leonel Fernández Reyna, quien luego de residir en los Estados Unidos regresó a Santo Domingo.

El dirigente político y empresario dijo que los dominicanos de la diáspora repetirán esa historia, instalando en mayo de 2020 un Presidente imparcial en el Palacio Nacional para poder tener una verdadera democracia, donde las oportunidades eliminen la pobreza y la riqueza sea un orgullo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *