INTERNACIONALES

Dejan en libertad a uno de cuatro sospechosos del atentado de Barcelona

Madrid.- Dos presuntos miembros de la célula yihadista responsable de los atentados que causaron 15 muertos en Barcelona fueron encarcelados el martes y un tercero liberado, informó una fuente judicial.

Le juez ordenó encarcelar provisionalmente a Mohamed Houli Chemlal, español de 21 años y a Driss Oukabir, marroquí de 27 años, reseñó AFP.

El primero habría pertenecido al grupo directamente involucrado en la preparación de objetos explosivos, en la casa de Alcanar, al suroeste de Barcelona.

El segundo alquiló a su nombre la furgoneta lanzada a toda velocidad contra la multitud en Barcelona que causó 13 de los 15 muertos en los atentados.

El juez encargado de la investigación, Fernando Andreu, decidió dejar libre a otro sospechoso, Mohamed Aalla, cuyos indicios de culpabilidad son escasos, aunque sigue imputado, según el dictamen sobre su caso fue puesto bajo control judicial.

El magistrado también prefirió investigar más para decidir si libera o no a un cuarto sospechoso, Salh El Karib, dándose tres días para tomar su decisión. Él habría comprado boletos aéreos para dos miembros de la célula.

Chemlal buscó cargar la responsabilidad sobre el imán marroquí Abdelbaki Es Satty, considerado el principal adoctrinador del grupo y que murió en la deflagración en Alcanar.

Luego de Chemlal, el juez escuchó a los otros tres sospechosos, Driss Oukabir, Mohammed Aallaa y Salh El Karib, todos marroquíes.

Aallaa, de 27 años, propietario del Audi A3 utilizado en el ataque en Cambrils, explicó que el vehículo estaba a su nombre “por temas de seguros”, pero que realmente lo usaba su hermano Said, de 19 años, abatido por la policía en ese atentado junto a otros cuatro miembros de la célula.

La policía dio por desarticulada la célula el lunes en la tarde, luego de que fuera abatido cerca de Barcelona tras una intensa búsqueda el marroquí de 22 años Younes Abouyaaqoub, el autor material del atropello masivo en Barcelona.

La policía investiga ahora las posibles ramificaciones internacionales de la célula, varios de cuyos miembros viajaron al extranjero.

Al menos uno de los sospechosos, cuyo nombre no ha trascendido, viajó a Zúrich en diciembre, según la policía federal suiza. El imán Abdelbaki Es Satty estuvo en Bélgica entre enero y marzo de 2016.

Y el Audi A3 del ataque en Cambrils fue detectado por radar cerca de París el 12 de agosto con cuatro personas a bordo.

La policía también continuaba las pesquisas en España, anunciando la tarde del martes registros en Vilafranca del Penedès, cerca de donde fue abatido Younes Abouyaaqoub, y en Ripoll, una pequeña localidad de los Pirineos catalanes donde crecieron casi todos los sospechosos.

España no vivía un hecho similar desde el 11 de marzo de 2004, cuando una serie de bombas estallaron en trenes suburbanos en Madrid, causando 191 muertos, un ataque reivindicado por Al Qaida.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *