ANALISIS

Un profesional de vanguardia

Por Clemente Terrero

En fin, si un profesional quiere ser verdaderamente libre e independiente y romper las cadenas de la esclavitud, de la dependencia y del servilismo, hay tres cosas que debe hacer en su vida: Estudiar, trabajar y luchar.

Para un profesional llegar a ser de vanguardia en un país o nación, tiene necesariamente que incursionar en tres áreas importantes de la vida social: la docencia, la investigación y la política.

Por medio de la docencia, enseñarle a la gente los conocimientos necesarios para que aprenda a vivir en paz, en armonía, sin violencia, sin egoísmo y sin ambición.

Enseñarle a la gente que la vida es transitoria, que de nada nos servirá lo que hayamos conseguido, aplastando, golpeando, persiguiendo e impidiendo el avance de los demás, que esa práctica solo sirve para dejar una estela de dolor, sufrimiento y enemistad.

Enseñarle a la gente que todo lo que hagamos debe hacerse con amor y por amor, así como lo enseñó el gran maestro, Jesús de Nazaret. Que nos entreguemos en cuerpo y alma a encausar nuestros sueños y los sueños de los demás, porque la vida no es eterna y lo que hagamos en este mundo debe ser por y para el bien.

Para enseñarle a la gente a vivir con dignidad, con decoro y con honor, a no arrodillarse, a no venderse ni ponerse nunca al servicio del mejor postor ni a los compradores de conciencia.

A través de la investigación, determinar las causas de los males sociales, conocer su esencia, sus particularidades, su composición interior, cómo se articulan, cómo se manifiestan, cuál es su tendencia. Establecer sus consecuencias y, con esas herramientas de conocimiento, actuar para detenerlo, manejarlos y conducirlos a conveniencia de la humanidad.

A partir de los resultados obtenidos en la investigación, diseñar propuestas de intervención para mejorar y superar los problemas encontrados, siempre a favor de la gente, de las instituciones y de la sociedad, proporcionando una vida digna, física y mentalmente saludable.

Participar en la política para llegar al poder, con el fin primario de hacer justicia, erradicar la pobreza, la explotación y todas las manifestaciones de exclusión, opresión y represión.

Si uno quiere ayudar a la gente a vivir económica y socialmente mejor, tiene que llegar al poder, para lo cual es necesario incursionar en la política, como única alternativa posible y viable de hacerlo realidad.

Para impulsar cambios revolucionarios en cada una de las instituciones de la estructura social, promoviendo la inclusión y participación de la gente en la conducción de su destino en la sociedad.

Para establecer y consolidar un régimen de derechos y libertades sociales donde todos los ciudadanos puedan moverse sin temor, tener la libertad de elegir y ser elegido, libertad de opinión, y de disentir, sin trabas ni amarres políticos de los clanes sociales.

Un profesional debe involucrarse en proyectos sociales y ser un ente de cambios y no una retranca ni parásito social, que en su vida pueda incidir en las transformaciones que demande el momento histórico y no ser indiferente frente a los problemas que constantemente surgen en la sociedad.

En fin, si un profesional quiere ser verdaderamente libre e independiente y romper las cadenas de la esclavitud, de la dependencia y del servilismo, hay tres cosas que debe hacer en su vida: Estudiar, trabajar y luchar.

Un profesional de vanguardia no debe ser nunca pasivo ni reactivo, debe ser proactivo, marchar siempre hacia adelante.

Inteligencia contra violencia.

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *