INTERNACIONALES

EE.UU. expulsa a 15 funcionarios de embajada cubana en Washington

Estados Unidos ordenó la expulsión de más de una docena de funcionarios de la embajada de Cuba en Washington, una nueva medida de represalia del gobierno estadounidense por el escándalo de los supuestos ataques auditivos a su personal destacado en La Habana.

“El 3 de octubre, el Departamento de Estado informó al gobierno de Cuba que ordenaba la salida de 15 de sus funcionarios de su embajada en Washington. La decisión se tomó debido al hecho de que Cuba no tomó las medidas apropiadas para proteger a nuestros diplomáticos de conformidad con las obligaciones contraídas en virtud de la Convención de Viena. Esta orden garantizará la igualdad en nuestras respectivas operaciones diplomáticas”, dijo el secretario de Estado, Rex Tillerson, en declaraciones escritas.

“El 29 de septiembre, el Departamento ordenó la salida del personal que no es catalogado como de emergencia asignado a la Embajada de Estados Unidos en La Habana, así como la de todos los miembros de sus familias. Hasta que el Gobierno de Cuba pueda garantizar la seguridad de nuestros diplomáticos en Cuba, nuestra embajada quedará reducida al personal de emergencia para minimizar el número de diplomáticos en riesgo de sufrir daños”, agregó la comunicación oficial.

Tillerson afirmó que las relaciones diplomáticas con Cuba se mantienen al momento y aseguró que “continuaremos cooperando con Cuba mientras proseguimos la investigación de estos ataques”.

Estados Unidos acusa a Cuba de no proteger sus diplomáticos de manera eficiente, por lo cual ha desatado una serie de represalias por un incidente que parece sacado de las películas de espías.

La semana pasada, el llamado “escándalo de los ataques auditivos” provocó una contundente acción unilateral de parte de Estados Unidos, que retiró el personal no esencial de su Embajada en La Habana, paralizó el proceso de otorgamiento de visas a los cubanos y emitió una alerta de viaje a la isla.

La acción de Estados Unidos se dio a pocos días de una reunión entre el canciller cubano Bruno Rodríguez y el secretario Tillerson. El gobierno de Cuba la calificó como “precipitada”.

Estados Unidos afirmó que 22 de sus empleados en La Habana sufrieron daños físicos de ligeros a severos, sobre todo en su aparato auditivo, por ataques con algún artefacto que no ha sido definido.

Lo mismo ocurrió con personal diplomático de Canadá, país que no ha tomado acción alguna contra Cuba hasta el momento.

Cuba ha reiterado su inocencia, pero Estados Unidos ha respondido con represalias y amenazado, incluso, con cerrar la Embajada reabierta en La Habana en el 2015 tras casi medio siglo de cierre.

La investigación de los incidentes, que comenzaron en agosto del año pasado y se extendieron por varios meses en el 2017, no ha arrojado un responsable definitivo ni se han encontrado rastros de algún equipo capaz de causar los daños denunciados por Estados Unidos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *