ANALISIS

El fundamentalismo gremial

Dr. Clemente Terrero

El concepto fundamentalismo define la corriente ideológica que promueve el sometimiento intransigente a determinada doctrina o creencia.

El fundamentalismo es un término moderno que surge en los inicios del siglo XX, como resultado del avance y modernización de las sociedades, en la cuales éste comienza a manejarse por medio de leyes humanas y no por las divinas. El fundamentalismo es una corriente del pensamiento que trata de imponerse a las leyes democráticas y al derecho de las personas.

El concepto fundamentalismo define la corriente ideológica que promueve el sometimiento intransigente a determinada doctrina o creencia. Se impone el acatamiento ciego y sin razón a los preceptos y reglas establecidas en determinados libros. Los fundamentalistas no aceptan ningún tipo de opinión o replica ni modificación a posiciones.

La postura dogmática y extremista de los fundamentalistas los lleva a cometer actos de violencia y de terror para defender sus creencias. Son individuos intransigentes, inflexibles e irreflexivos que mantienen su creencia por encima de la razón hasta el final. Son fanáticos y extremistas.

En el colegio médico existe una especie de fundamentalismo gremial. Fanáticos que quieren imponer su voluntad, su forma de pensar, por encima de la razón. Aprueban reglas antidemocráticas que violan los derechos fundamentales y el libre ejercicio de los médicos a elegir y ser elegidos para determinar su destino.

El Colegio Médico es un patrimonio del pueblo dominicano y de los médicos del país, no es propiedad de ninguna secta gremial, de ningún dirigente en particular, ni de aquellos que quieren imponer sus ideas atrasadas en nuestra organización. Vivimos en una nación donde debe prevalecer el ejercicio democrático, el libre albedrío y los derechos inalienables de las personas.

Lo que hoy llamamos Colegio Médico Dominicano es un legado histórico de insignes gremialistas que se entregaron en cuerpo y alma a desarrollar ese instrumento organizativo de los médicos, para luchar por el bienestar de nuestro sector y por la salud del pueblo dominicano, su intensión no fue menoscabar los derechos de sus afiliados.

El Colegio Médico es el resultado de la entrega de aguerridos dirigentes que hemos sabido luchar con gallardía y firmeza, cada vez que la causa y el deber nos ha llamado. Los derechos de los dirigentes del Colegio Médico deben ser preservados y no podemos aceptar, bajo ninguna circunstancia, que prevalezca la sinrazón del fundamentalismo gremial en nuestra institución.

Así como hemos sabido luchar en los momentos más difíciles, por la causa de los médicos, de la misma manera que hemos enfrentado con valentía las acciones, represiones, golpeos y amenazas de los gobiernos y de los sectores que han querido desconocer nuestros derechos profesionales, de esa misma manera vamos a enfrentar las ideas atrasadas y reaccionarias del fundamentalismo gremial en nuestro colegio.

La corriente fundamentalista gremial debe ser detenida en el Colegio Médico. No se debe permitir que un grupo o secta, a base de escaramuzas y subterfugios legales, establezcan reglas antidemocráticas que violen los derechos establecidos en la Constitución de la República, para avasallar a los demás. Debe primar un régimen de derechos sobre todas las fuerzas, en todas las instancias, circunstancias y en todos los momentos.

Debe prevalecer el juicio y la razón sobre el fanatismo y el radicalismo irracional en el gremio. Estamos en tiempos modernos, donde nadie se debe imponer a la fuerza, apelando a mecanismos antidemocráticos. Hoy más que nunca debe imponerse la inteligencia, para que podamos convivir en paz y armonía, sin traumas innecesarios.

Los fundamentalistas son fanáticos, ciegos, intransigentes, que creen que su verdad es la única en el mundo y se la quieren imponer a la mayoría con acciones violentas y agresivas.

Si queremos avanzar, que prevalezca la paz en el mundo, no nos apartemos de la razón.

La vida continúa.

Inteligencia contra violencia.

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *