DEPORTES

Los deportes de los juegos, el béisbol, un diamante de Grandes Ligas

Faltan 268 días para que Barranquilla encienda el pebetero de sus segundos Juegos. Las obras marchan al ritmo deseado, lo cual tiene más que satisfecho al alcalde de la ciudad y a los organizadores. El béisbol será otro deporte estrella y su estadio, un monumento más a admirar en Barranquilla.

La joya del alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, no es otra que el nuevo estadio de béisbol que tendrá la ciudad y que llevará el nombre de Édgar Rentería, el pelotero más grande que ha nacido en esta parte de la Costa Atlántica. Allí, en los mismos terrenos donde nació y murió el Tomás Arrieta, se está edificando una instalación que llenará de orgullo a los barranquilleros y que será admirada por las grandes ciudades beisboleras del país y por otras naciones vecinas.

El Édgar Rentería tendrá una capacidad para 12.000 espectadores, y su costo está cifrado en 42.000 millones de pesos. Situado en la Vía 40 con la calle 54, el estadio acogerá el torneo de béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se disputarán entre el 19 de julio y el 3 de agosto del 2018.

La competición beisbolera reunirá a un total de ocho países, cada uno de ellos inscribirá un máximo de 24 jugadores para dar un total de 192 atletas en el torneo. De momento, hay seis selecciones clasificadas, que garantizan un alto nivel de competición: Colombia, como anfitrión, y México, Venezuela, Cuba, Puerto Rico y Panamá, todas ellas por ránking. La séptima selección tiene que ganarse el puesto en un torneo de clasificación que se celebrará a finales del presente mes en Santo Domingo con 7 equipos del Caribe. Y el octavo cupo será para la selección ganadora en los Juegos Centroamericanos de Managua, que se disputará en el mes de diciembre.

El béisbol colombiano tiene un solo recuerdo imborrable en los Centroamericanos. Sucedió precisamente en los Juegos de Barranquilla de 1946. Entonces el equipo colombiano se llevó el oro en una round robin contra República Dominicana y Cuba. Los dominicanos renunciaron a jugar el partido de desempate y por ello Colombia resultó campeona, pero la victoria por forfait no empañó la alegría y satisfacción de los peloteros locales que habían disputado un torneo excepcional, que por la categoría de los rivales fue considerado el primer Mundial de este deporte.

Colombia venció en la primera fase a Cuba (1-0), Puerto Rico (9-2), Costa Rica (13-0), República Dominicana (2-0), Panamá (6-0), México (7-1) y perdió con Venezuela (2-5). En semifinales venció a Cuba 2-0, y contra República Dominicana se produjo un empate a una carrera. El desempate se programó para el dos días después, pero, cuentan las crónicas, que los dominicanos reclamaron 5.000 dólares para pagar otro vuelo, y al no concederles la organización su petición, renunciaron al partido. Por Colombia destacó Carlos “Petaca” Rodríguez, un mito de este deporte.

El gran dominador de este deporte en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, sin embargo, ha sido Cuba, que ha conquistado 15 medallas de oro en 18 participaciones. Cuba, que es el actual campeón del evento tras su triunfo en Veracruz hace cuatro años, solo ha perdido el podio en tres ocasiones: en Barranquilla, donde fue bronce; en 1962, en Jamaica, donde perdió con República Dominicana. Y la más sorprendente, en 1982, en La Habana, donde cayó ante el mismo adversario.

Cuba ejerce de potencia deportiva mundial

Cuba ya se había plantado en los Olímpicos de Múnich, en 1972, entre las 14 primeras naciones más fuertes del mundo. También en los pasados Centroamericanos y del Caribe había destronado a los mexicanos. Pero lo que hicieron en Santo Domingo los cubanos fue proclamar su hegemonía en el continente. Lo ganaron casi todo. Fue un triunfo arrollador. Consiguieron 191 medallas, imponiendo el récord de 101 oros. Doblaron a México en el medallero (82, 26 de oro). Entre sus héroes destacan el atleta Alberto Juantorena y el boxeador Teófilo Stevenson, figuras olímpicas y mundiales posteriormente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *