ANALISIS

UNA MICRO REFLEXIÓN / De la falta de institucionalidad

Por Miguel Collado

En la administración de una empresa, pública o privada, o en la administración de un Estado la falta de  institucionalidad debe entenderse como el incumplimiento de las normas (leyes, decretos, estatutos, reglamentos, manuales, etc.) que rigen la vida o de esa empresa o de una nación determinada. Casi siempre con el fin de favorecer a alguien o simplemente por desidia o incompetencia.

La falta de organización tiende a reflejarse en la falta de institucionalidad, que es un dejar de hacer las cosas como debería ser, dando lugar:

1) Al mal manejo institucional

2) Al caos

3) A la falta de pulcritud en el desempeño de las funciones

4) Al tráfico de influencias y privilegios

5) Y, lógicamente, al flagelo mayor de la sociedad: la corrupción

Insistimos en la importancia de la ORGANIZACION como instrumento esencial en el establecimiento de controles internos en la administración de cualquier entidad u organismo, ya sea del sector privado o del sector público.

En otras palabras, la buena organización es sinónimo de INSTITUCIONALIDAD y de respeto al régimen normativo jurídico-administrativo establecido en una empresa o en un Estado. No puede existir la segunda si está ausente la primera como elemento de control.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *