ANALISIS

El derecho a decidir en el PRM

Por: Fausto Herrera Catalino

En el Partido Revolucionario Moderno, el derecho a decidir “reside única y exclusivamente en su militancia…”, según el Artículo 9 de sus Estatutos.

En la Convención Ordinaria del próximo 18 de marzo, ejercer este derecho soberano constituye la autodeterminación de cada afiliado. Un derecho ciudadano en el marco del siglo XXI.

La defensa del derecho a decidir, frente a cualquier imposición, impulsa una mayor transparencia al interior de nuestro propio partido. Es decir, la exigencia de una democracia más participativa. Es la conciencia y la dignidad de cada persona. Es, además, la confianza y prestigio del partido.

En los  asuntos pequeños, es necesario, hoy obligado, los medianos y los grandes consultar a las bases. El apoyo de los afiliados es la principal fuente de legitimidad y autoridad más importante para el Partido Revolucionario Moderno.

Es vital para la conexión ciudadana, asimismo, la inclusión en la dirección partidaria a representantes de los frentes sectoriales. El doctor Jesús Feris Iglesias, a la presidencia del PRM con el numero 1; ingeniero Leonardo Faña, a la secretaria general, numero 2. Los candidatos a la vicepresidencia nacional con los números 2, 11, 17, 20, 37, 58, 69, 74, 75, 87 y 91. Votas por ellos y contribuye a la renovación del PRM, de un partido en la oposición a un partido de gobierno y poder.

Para subsecretarios generales, marcar los números 2, 4, 19, 33, 35, 45, 50, 51,69, 86, 88, 100, 111 y 125. El doctor Ramón Ceballo a la presidencia del Comité Internacional del PRM.

Los líderes tienen la responsabilidad de orientar al partido en un entorno complejo e incierto por definición. Están más capacitados para asumir dicha tarea cuando actúan sobre la base de un plan estratégico minucioso, surgido de un proceso dialógico de análisis interno y externo.

Esta planificación ofrece al PRM la oportunidad de tomar las riendas de su desempeño interno y de su posicionamiento externo, con las miras a convertirse en la opción para el cambio en las próximas elecciones.

La estrategia de campaña no es igual a la estrategia organizativa, es decir, a la integración de las funciones y las estructuras de un partido con  una estrategia más coherente y amplia, que prevea la creación del bloque opositor y no solo el reparto de cargos y candidaturas.

También es indispensable la correcta visión programática en función de los graves problemas que afectan a los dominicanos, especialmente las dificultades de la economía y la amenaza de un nuevo paquete de ajustes fiscales.

Este tipo de gestión estratégica la necesita el PRM para mejorar la organización en su conjunto en situaciones de competencia compleja e incertidumbre. Para ser más preciso, los escenarios cambiantes que auspicia una fuerza hegemónica que maniobra su continuidad en el poder a cualquier costo, por el temor a no rendir cuentas por su desastrosa gestión de gobierno.

En las votaciones primarias de marzo, está claro el principio democrático cada afiliado tiene la soberanía de su voto, sin importar la jerarquía que ocupe. La actuación institucional de todos es la garantía del éxito de la Convención Ordinaria.

A partir de estas consideraciones, es prioritaria a continuación la convocatoria inmediata del Congreso del PRM que discuta la planificación estratégica hacia el triunfo del 2020.

18 de febrero de 2018

El autor es candidato a la vicepresidencia nacional del PRM con el numero 37.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *