ANALISIS

El Consejo Nacional de la Magistratura


Por: Paulino Antonio Reynoso (Toño)

¿Para qué sirve el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) en la República Dominicana, controlado por antipatriotas, corruptos, oportunistas, irresponsables, lavasacos y políticos desfasados ?
Les pregunto a los honorables miembros del CNM de la oposición política, ¿qué hace un político que se respete perdiendo el tiempo en un Jodío consejo que no sirve para nada?
¿No es mejor dedicarse a organizar, movilizar y concientizar a nuestro pueblo, hacer barricadas y pobladas, que meterse a perder el tiempo con un presidente irrespetuoso y corrupto y cinco lambones y títeres?
Los políticos perversos y un sector de la clase dominante han llevado a la República Dominicana al nivel más alto de podredumbre y de chabacanería.
Hemos llegado a un nivel tan depravado del quehacer político; el sentimiento de impotencia ha calado tan profundamente en nuestra población que hasta gente con formación integral y con criterio está pidiendo la construcción de un muro en la frontera con Haití. No es que la gente quiera muro, no, para nada. Es que nos encontramos con organismos e instituciones tan corrompidos y tan contaminados, como es el caso del CNM, que no nos dejan otra opción que la extravagancia y la sin razón.
La elección de Alejandro Ayuso y otras decisiones tomadas para completar la conformación del inservible y malogrado Tribunal Constitucional es como para que cerremos las puertas del país hasta que entren hombres y mujeres con determinación y lo abran nuevamente.
Nuestro país ha llegado a un nivel tal que de estar pasando por una crisis institucional ya pasó a una situación de emergencia nacional.
No hay día que no escuchemos un escándalo de la Policía Nacional, pues ya esa institución se prostituyó tanto que la única salida es desmantelarla y transformarla.
Exactamente eso mismo ocurre con el Congreso, no sirve para nada que no sea hacerle daño a nuestro sufrido pueblo. Así ocurre con los partidos políticos, con los ministerios del gobierno, con el sistema judicial dominicano, etc, etc. Somos un país en bancarrota moral.

El próximo presidente que sea elegido en el 2020 debe crear las condiciones para  hacerle una profunda reforma a la Constitución, por medio de una Constituyente, impulsar la reelaboración de leyes apropiadas y desmantelar ese aparato corrupto y perverso que ha montado esa mafia del PLD.
Leonel Fernández y Danilo Medina a la cabeza, han convertido el PLD en una mafia, que es peor que un comején endiablado.
Derrotar a esa mafia y construir un país como el que soñamos, es nuestro gran desafío.
¡Basta ya de tantas burlas carajo!

El autor es escritor y ex-candidato presidencial dominicano.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *