ANALISIS

Divide y vencerás

Clemente Terrero

Divide y vencerás es una estrategia que se le atribuye a Julio Cesar, emperador romano la cual usaba para vencer a sus adversarios en las lides políticas. La técnica consistía en fragmentar a sus oponentes en pequeños grupos de acuerdo a sus intereses, así los debilitaba en la lucha por el poder.

Mas adelante, Karl Marx, filosofo alemán, fundador del comunismo científico, se dio cuenta de esa realidad y planteo: Proletarios de todos los países del mundo unidos. Marx entendió que solo la unidad de los trabadores podía derrotar la poderosa estructura de poder de la burguesía.

Únete y vencerás es el postulado opuesto a la estrategia, divide y vencerás, recomendada por Nicolas Maquiavelo en su libro “La República”. Es el arte para vencer en la lucha política. Muchos líderes le han sacado provecho en sus planes de dominar a los pueblos. Lo hizo Joaquín Balaguer durante la dictadura de los 12 años.

La estrategia divide y vencerás le ha funcionado muy bien a la clase dominante debilitando los proyectos sociales. Fue determinante en la época en que prevalecía la división ideológica, pro Rusos, pro Chinos, pro Albaneses, pro Cubanos.

Los socialistas no entendieron que las diferencias ideológicas son secundarias en el plano de la lucha política, solo les sirve a los explotadores, responsables de la miseria, la exclusión y su sistema de poder y de injusticia social.

El distanciamiento de los iguales, de los que luchan por la misma causa, por los derechos, la libertad y la justicia, favorece solo a los opresores. Hemos visto como las divisiones han debilitado los proyectos alternativos en nuestro país, hasta hacerlo desaparecer casi por completo.

Todavía seguimos en lo mismo, cada quien por su lado, cada uno dueño de su propia verdad, haciéndole el juego a la derecha, para que perpetúe su estado de dominación sobre el pueblo trabajador basado en su vieja estrategia, divide y vencerás, que ha funcionado perfectamente contra el éxito de las organizaciones de avanzada y las ideas de emancipación.

La inteligencia y la razón deben primar en la lucha política, pensado siempre que cuando se enfrenta a un enemigo poderoso lo más razonable es la unidad para vencerlo.

Hagamos de esa consigna nuestra bandera de lucha. Unidad es poder. UNETE Y VENCERÁS.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *