ANALISIS

La fallida estrategia mercadológica del candidato peledeísta

 

Por Estefany Hernández.

A no pocos le ha extrañado la “nueva imagen” que proyecta el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana, el señor Gonzalo Castillo, con unas barbas supuestamente descuidadas, y no es para menos.

Se comenta que el nuevo look que exhibe dicho candidato es resultado de las estrategias del momento recomendadas por sus asesores, quienes pidieron dejar crecer su barba, para así proyectar que está muy fajado en las calles -incluso el tomarse fotos con su mascarilla y guantes- y vender la imagen de un político preocupado por la situación que vive el país y el mundo.

La segunda fase de dicha estrategia mercadológica del candidato del danilismo, según las informaciones de que disponemos, consistiría en declararse una víctima más del COVID-19, tras presentar síntomas por presuntamente haber estado expuesto mucho tiempo, y luego hacer un comunicado al país presentando mejorías y expresando en el mismo “que no dejará de trabajar aún con el virus”.

Lo lamentable de todo esto es que un ciudadano que aspira a dirigir los destinos del país se aproveche de una crisis eco-sanitaria, como la que actualmente vive el mundo y en particular República Dominicana, para abusar a nivel político de la sensibilidad y el temor de la población, apelando a un falso sacrificio.

Por ello la ciudadanía debe estar atenta y ver claramente con las intenciones que este señor sale anunciando supuestos aportes, la mayoría de los cuales provienen del erario, que al final son cubiertos con los impuestos que pagamos todos los dominicanos. Mientras unos expresan solidaridad y contribuyen con el país al margen del proselitismo, el candidato oficialista enmarca su accionar en un plano maquiavélico y ruin.

Igual de penoso es que el candidato del danilismo se presente como una especie de salvador de la situación, con todas las facilidades del gobierno, mientras se le prohíbe y pone trabas a dominicanos nobles y de buen corazón que quieren ofrecer apoyo para enfrentar la voracidad del coronavirus en el país.

Esta cruda realidad debe ser enfrentada entre todos, entiéndase gobierno, empresarios, políticos y ciudadanos en sentido general, ya que la crisis sanitaria afecta por igual a los seres humanos, sin importar estatus social, económico o político, poniendo en riesgo lo más preciado, que es la vida, por lo que deben echarse a un lado las mezquindades.

Aun así, señor Gonzalo, no tenemos el mismo pueblo de diez años atrás: desinformado y supuestamente ignorante. La población dominicana adquiere cada día mayor conciencia y se mantiene al tanto de cada acontecimiento, así como de los desmanes y engaños de ciertos políticos que, como usted, procuran pescar en río revuelto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *