ANALISIS

Cumbre por la unidad y la recuperación

Por Antoliano Peralta Romero

Tradicionalmente los políticos les hablan a la gente. A veces hasta el cansancio. Hasta el aburrimiento. Los políticos les hablan a la gente, en la generalidad de las veces, de lo que les guste hablar a ellos sin tomar en cuenta el interés de los que les escuchan.

De manera excepcional se ha convocado a una Cumbre por la Unidad y la Recuperación. Por fin la gente les hablará a los políticos y estos les escucharán. El asunto tiene su origen en el llamado que hiciera Luis Abinader al liderazgo nacional y al gobierno dominicano para que se formara un bloque unitario con el propósito de enfrentar la grave crisis sanitaria que nos agobia y trazar los lineamientos para amortiguar la crisis económica que sobrevendrá como consecuencia de esta.

El candidato opositor no halló respuesta a su llamado por lo que pidió escuchar a la gente. Convocó a las organizaciones sociales activas.

Desde el martes, en todo el país, se reunen asociaciones de productores agrícolas; sindicatos de transportistas; agrupaciones de zapateros; abogados; maestros; albañiles; representantes de las iglesias. En fin, gente simple que, organizados en mesas de trabajo y guardando la debida distancia, están identificando las consecuencias de la crisis y planteando soluciones, a la vez que enumeran los múltiples problemas y urgencias de sus comunidades para luego exponerlas, previo a recogerlas en un documento, en la asamblea final de la cumbre que habrá de celebrarse el dia 7 del proximo mes de junio, donde serán escuchados por el único político que se empeña en escuchar a la gente en lugar de abrumarla con promesas que no serán cumplidadas y sin examinar las necesidades de cada comunidad. En esta cumbre la gente le hablará a un candidato. Tenemos el convencimiento de que, una vez juramentado como primer mandatario de la nación, Luis cumplirá, en la medida de lo posible, con estas espectativas del pueblo y que además lo seguirá escuchando. Esta es la única forma de gobernar con eficacia y eficiencia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *