ECONOMIA

República Dominicana debate nuevas reglas laborales

Forbes Centroamérica
Felivia Mejia

Los industriales de República Dominicana vuelven a plantear una reforma al Código de Trabajo, pero esta vez proponen que se regulen las nuevas modalidades, como el teletrabajo y las jornadas laborales flexibles, que continúan siendo hoy constantes en las empresas para prevenir contagios de coronavirus.

“Si hubiéramos reformado el Código antes del Covid-19, el gobierno no hubiese tenido que asumir tantos compromisos fiscales, como los que ahora enfrenta con el pago de subsidios a los trabajadores afectados, y las empresas no habrían tenido que incurrir en tantas suspensiones de trabajadores”, opina Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

La normativa vigente, que data de 1992, no se adapta a situaciones generadas por la crisis sanitaria en el mercado laboral, en las que los empleadores no tienen claro cómo dar respuestas a sus colaboradores, como cuando ocurre la suspensión de los efectos del contrato de trabajo o la necesidad de establecer jornadas especiales por las circunstancias de la pandemia.

Representantes de gremios sindicales, como la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), se reunieron el mes pasado (octubre) con el presidente de la República, Luis Abinader, para entre otros temas manifestar su interés de retomar el tema de modificación del Código de Trabajo y que se origine una resolución que incluya precisamente el teletrabajo.

No es la primera vez que empleadores y trabajadores intentan conciliar los cambios que deben aplicarse a la reglamentación. De hecho, el año pasado ambos actores sostuvieron un intenso debate sobre el tema de la cesantía.

La reforma a la norma laboral que los empresarios ponen hoy sobre la mesa representa uno de los ejes principales de la “Estrategia de desarrollo del sector industrial”, por considerar que contar con reglas actualizadas es clave para la generación de nuevos empleos y así avanzar en la recuperación económica.

Marranzini puntualiza que la pandemia hizo más evidente la necesidad de cambio de aspectos como la flexibilización de los horarios de trabajo, que se permitan acuerdos entre trabajadores y empleadores en cuanto a horarios laborales continuos, tiempos de descanso menos rígidos, así como parámetros más claros para determinar las causas de quiebre de un negocio, entre otros.

Un estudio realizado por la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana reveló que antes de la pandemia el 14% de las empresas trabajaban a distancia con más de la mitad o la totalidad de su personal, una cifra que aumentó a 41% a raíz de la pandemia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *