INTERNACIONALES

Vaticinan próximo año será funesto para dominicanos y otras etnias en NYC

Nueva York.- Ante la actual crisis de salud provocada por el COVID-19 en el aspecto económico, educativo y el desempleo masivo por lo que atraviesan más de 800 mil dominicanos residentes en esta ciudad, al igual que otras etnias, advierten que el próximo año les será funesto.

El criterio es de Luis Tejada, Director Ejecutivo del Centro Cultural y Comunitario Hermanas Mirabal, quien añadió que el 2021 será catastrófico porque ninguna de las autoridades se propone en lo inmediato solucionar algunas de estas problemáticas.

El también profesor, dirigente político y candidato a concejal por el Distrito 7 en el Alto Manhattan, especificó que la situación de emergencia, sin dudas traerá un nuevo año sin precedentes en la historia de la Gran Manzana.

El ex candidato a la asamblea estatal del estado de Nueva York, precisa que los neoyorquinos que residen en apartamentos de renta estabilizada y para los dueños de los pequeños negocios, es como la espera inminente de un “tsunami”.

A pesar de los esfuerzos del gobernador Andrew Cuomo, los inquilinos no albergan muchas esperanzas en poder resolver el problema del pago de sus alquileres en el nuevo año.

La deuda de los alquileres, tanto de la vivienda como de los pequeños negocios, han ido en aumento y no se vislumbra una salida en lo inmediato. Todo ha estado en un compás de espera con la esperanza de que el gobierno federal y estatal, puedan tenderles la mano a estos sectores tan importantes en la economía de la ciudad y el estado.

La pandemia del COVID-19, además de la ansiedad provocada por el riesgo de infección, ha producido una crisis sin precedentes, dejando sin trabajo a la mayoría de las familias pobres, las cuales dependen de empleos de servicios en hoteles, restaurantes, tiendas, el taxi, y pequeños negocios, entre otros.

Además, el desempleo, cierre de negocios y la falta de turismo en la ciudad, han provocado la peor crisis económica en la historia de la Gran Manzana, especificó el también ex candidato a la Asamblea Estatal.

Sin embargo, reveló que «el silencio parece no responder a estas necesidades de millones de neoyorquinos, por lo que podríamos enfrentar una crisis humanitaria, sobre todo en esta urbe», sentenció.

Tejada asegura que, de no dársele respuesta a estas crisis, tendremos en las calles miles de familias desalojadas a partir del primero de enero y decenas de pequeños negocios cerrados, dejando sin empleos a más 300 mil familias pobres.

No basta con que el Gobernador Cuomo haya extendido la mora para los desalojos hasta el primero de enero, la cual debería extenderla de nuevo por lo menos un año.

El gobernador debe plantearse seriamente cómo resolver el problema de esta deuda para proteger a las familias trabajadoras de su estado, y porque no, tomando en cuenta que el negocio de la vivienda también tiene sus costos operacionales, finalizó diciendo Tejada.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *