ANALISIS

El mundo de los pendejos

Hace poco estuve viendo un video de Facundo Cabral en el que decía: mi madre conocía a un coronel que era muy valiente, pero que solamente les tenía miedo a los pendejos, porque son muchos, que al ser mayoría eligen hasta a los presidentes, que están en todas partes y por temprano que te levantes cuando llegas ya está lleno de pendejos.

¿Quiénes son y que hacen los pendejos?

Creo que los pendejos a los que se refería Facundo son los conservadores, que tienen miedo a cuestionar los males de la sociedad, los abusos, los que no se atreven decir la verdad, y que por temor no luchan por los cambios sociales.

Los pendejos son, los oportunistas y aprovechados, los que están siempre al asecho y sumisos al poder. Los que se cobijan bajo la sombra de la fuerza para que los proteja y los libere de todo mal.

Pendejos son los que se mantienen indiferentes ante los problemas de la gente, los que no hacen nada por los que tienen necesidad, las personas frías que no sienten por nadie, que solo piensa en sus problemas personales.

Son los que permiten los abusos, que no protegen a sus compañeros, que no hacen nada para impedir los atropellos. Los impasibles, que no reaccionan ante los maltratos, los que no le importa los males de sus semejantes.

Los que tienen miedo a defender sus sentimientos, escribir sus ideas y su libertad. Los que no se revelan contra la opresión y la opresión social, no son más que unos pendejos.
Los todos son los que no se conmueven por la contaminación, por la destrucción de los bosques y las fuentes de agua. Son aquellos que no reaccionan cuando se intentan destruir nuestras montañas, fuente de vida y de belleza irremplazable.

Son los cobardes que tienen miedo de luchar por la justicia. Los que no hacen nada por erradicar la exclusión social, por el derecho a la salud, la alimentación y seguridad.

Pendejos son, los que no hacen nada para corregir las malas prácticas dentro de las instituciones, que no se expresan, los indiferentes, los complacientes, cómplices de las cosas malas, que en el fondo son cómplices de esos males.

Son los vacilantes, que no dan la cara, que no tienen postura contra la opresión. Los pendejos son tan pendejos que le tienen miedo a todo, hasta a su propia sombra. Son todo ellos, para ellos y por ellos.

De verdad les digo, que, si en el mundo hubiera menos pendejos, sino mas gente valientes, firmes y decididas, la humanidad tuviera hoy un destino distinto, el destino de la felicidad, pero no ha sido, y no lo será, mientras el mundo esté lleno de pendejos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *