DEPORTES

Horford habla de sus raíces en una promoción de su equipo Oklahoma

AGENCIAS

El puertoplateño Al Horford se ha convertido en uno de los más versátiles jugadores de la NBA.

Oklahoma City. -El dominicano Al Horford mostró su lado más humano en una nueva promoción de su equipo en la NBA donde habló de cómo fue su niñez y adolescencia en la República Dominicana.

El centro oriundo de Puerto Plata narra la historia de sus orígenes, su familia, sus momentos más difíciles y sus objetivos como persona en un audiovisual que Oklahoma City Thunder compartió en sus redes sociales

“Crecí en Santo Domingo. Crecí jugando diferentes deportes. Jugué béisbol, jugué voleibol, corrí en pista, jugué baloncesto también”, cuenta Al sobre su infancia.
“De niño disfrutaba mucho jugar diferentes deportes, muchas competiciones. Ese era mí día a día. Competir en todo lo que pudiera. Fue un gran desafío para mí”.

Apoyo de sus padres
Contó además que su madre, Arelis Reynoso, es muy importante para él y que mientras crecía en la República Dominicana siempre le apoyaba y siempre le cuidaba las espadas.
“Desde pequeño yo solía decir que quería jugar en la NBA, tomando en cuenta que no muchos jugadores de baloncesto salen de ahí porque la mayoría de los jugadores son de béisbol, que es el deporte principal y mi madre siempre creyó en mí”.

“Mi padre (Tito Horford) fue el primer jugador nacido en la República Dominicana en jugar en la NBA y cuando vine a vivir con él en los Estados Unidos, en la secundaria, en Michigan, también me apoyó mucho”.

“Mis padres y mi familia siempre han estado ahí para mí, y ahora que tengo mi propia familia, mi esposa siempre me ha dado apoyo en las altas y bajas”, expresó Al. “Tener nuestra propia familia es una bendición”, comentó Horford refiriéndose a Amelia Vega y sus cuatro hijos.

Horford exhibe una bandera dominicana de fondo en su promoción.

Al Horford también recordó esos momentos en la República Dominicana cuando no tenían energía eléctrica, cuando no tenían esos servicios básicos, como siempre su madre Arelis Reynoso le motivaba para que esas cosas materiales no le afectaran negativamente.

Además, recordó la lesión que tuvo en sus pectorales en la temporada 2011-12 en la que solo pudo ver acción en 11 partidos, la que Al llama la “gran primera lesión” que tuvo en la NBA.

“La lesión me llevó a cuestionar varias cosas en mi vida. Pero la fe me sacó adelante, en ese punto de mi vida. La fe en mí, en mi como jugador de baloncesto, como el mejor padre y esposo que pueda ser”.

Horford además se refirió a los talleres que imparte cada vez que tiene la oportunidad en la República Dominicana y las obras de caritativas para tener un impacto en su país de origen. “Enseñar valores y los fundamentos del juego”, finalizó Al como el objetivo de todo el trabajo que realiza en sus actividades fuera de cancha.

Valía de Al
A sus 34 años, el dominicano se mantiene con promedios acordes a lo de su carrera y esta temporada ha elevado un poco su cantidad de intentos y aciertos desde la línea de tres puntos, transformación acorde al juego que está haciendo con el Thunder. O hay duda de que la presencia de Al Horford, debido a su versatilidad en cualquier equipo agrega valor. Su veteranía y experiencia en postemporada (ha visitado los playoffs en 12 de sus 14 temporadas en la liga), son activos interesantes para una franquicia que busca competir o alcanzar un título de NBA.

Consistencia

14.0 Rebotes por partido.
Más 6.7 rebotes y 3.5 asistencia está promediando Al Horford esta temporada.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *