MEDIO AMBIENTE NOTICIAS DE PORTADA

Exhortan a desarrollar energías renovables en vez de abrir pozos de hidrocarburos frente a la costa de la ciudad de Santo Domingo

Santo Domingo. – El Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, y el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, exhortaron a la Comisión Permanente de Energía de la Cámara de Diputados a que rechace el contrato con Apache para la exploración y explotación de hidrocarburos, y recomiende al Gobierno central optar por las energías renovables.

Las organizaciones que fueron recibidas por la Comisión Permanente de Energía de la Cámara de Diputados el pasado jueves, 18, manifestaron que en el país existen óptimas condiciones para desarrollar las energías renovables que son mucho más rentables que los hidrocarburos, no son contaminantes ni hacen daño al medio ambiente, y son plenamente compatibles con el turismo sostenible.

Indicaron que los hidrocarburos son en la actualidad un pésimo negocio por sus bajos precios, por el aumento de sus costos y por su baja demanda.

Explicaron que en veinte años dejarán de utilizarse definitivamente los hidrocarburos tanto por exigencia del combate contra el cambio climático como por el reemplazo de los vehículos de motor de explosión por los eléctricos, que son uno de los sectores más demandantes de los hidrocarburos.

Dijeron además que los magros ingresos que genera la exploración y explotación de hidrocarburos no compensan los altos costos de los daños irreparables que causan en el medio ambiente, especialmente en los ecosistemas costero-marinos y la desaparición de las especies que viven en esos hábitats.


El presidente de la Comisión Permanente de Energía de la Cámara de Diputados, Gaddis Enriquez Corporán introduce a Tito Olivo y a Enrique de León, voceros del Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climáticos, CNLC, quienes expusieron la posición de la entidad sobre el contrato de Apache.

Destacaron igualmente que tanto la exploración como la explotación de los hidrocarburos emitirán gases de efecto invernadero, especialmente de metano con un potencial de calentamiento 86 veces mayor que el dióxido de carbono.

Señalaron que a causa de estas emisiones se incrementará la vulnerabilidad del país al cambio climático, y será imposible el cumplimiento de la reducción de estas emisiones en un 27% antes del 2030 y de alcanzar la neutralidad de carbono para el 2050, comprometidas por el Gobierno dominicano ante el Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

Pusieron de ejemplo países grandes exportadores de petróleo y gas natural y de corporaciones multinacionales de hidrocarburos que están invirtiendo en energías renovables como Arabia Saudita y los Rockefeller.

“Una prueba de que los hidrocarburos son un negocio sin futuro, es que ocho de las nueve empresas que participaron en la licitación que organizó el gobierno de Danilo Medina en Houston, Texas, EUA, a finales de 2019, se retiraron por no haber logrado el respaldo de bancos. Apeche que fue la única empresa que permaneció en la ronda, tampoco recibió financiamiento bancario, viéndose obligada a comprometer su propio capital”, expusieron.

Afirmaron que los grandes bancos de todo el mundo están abandonando el financiamiento de los hidrocarburos, especialmente la extracción en aguas profundas, por considerarlo una inversión de alto riesgo, prefiriendo cada vez más financiar las energías renovables por su alta demanda y su gran rentabilidad.

Plantearon que la República Dominicana posee una alta irradiación solar, posee alrededor de 1,500 kilómetros de costa con grandes elevaciones cercanas al mar y está cruzada permanentemente por vientos, condiciones privilegiadas para el fomento de la energía fotovoltaica, la eólica y la mareomotriz.

“Si se suman estas condiciones a la cercanía a EUA, el principal mercado del mundo, tenemos las mejores condiciones de ser un gran productor y exportador a ese país de hidrógeno verde, lo que nos transformaría en poco tiempo en un país rico y desarrollado”, apuntaron.

Observaron que en cambio la explotación de hidrocarburos, especialmente en el área que se concesiona a Apache en la cuenca de San Pedro de Macorís, que abarca desde la ciudad de San Pedro de Macorís hasta Bajos de Haina de la provincia San Cristóbal, frente a Santo Domingo y a otros grandes puertos del país, es totalmente incompatible con el turismo.

Consideraron que es imposible combinar el turismo, especialmente el tipo de turismo de naturaleza como el que ofrece la República Dominicana, con la explotación de hidrocarburos, por lo que iniciadas estas operaciones se reducirá grandemente la afluencia de turistas de EUA, Canadá, Inglaterra y Europa, nuestros principales clientes.

Argumentaron que la merma y posible desaparición de la actividad turística del país, no podrá ser compensada por los posibles ingresos consignados en el contrato con Apache, “aún en el mejor de los escenarios que está muy lejos de hacerse realidad”.

Aseguraron que el contrato implica una concesión hasta de 60 años de duración y una regalía de apenas 3 y 2% cuando la regalía en Guyana y Surinam es de 6.25%, en Brasil de 16% y en EUA de un 12%.

Aclararon que, como resultado de un muy generoso régimen de exención fiscal, el Estado en realidad no recibirá ingresos significativos de la ganancia, aunque el contrato consigna una participación en los beneficios netos de un 40% a favor del país.

La reunión que se celebró en la Sala de Eventos de la Cámara de Diputados estuvo encabezada por el diputado Gaddis Enrique Corporán Segura, presidente de la Comisión permanente de Energía. Participaron los diputados Ydenie Doñé Tiburcio, Esteban Antonio Cruz, Pedro César Mata Pacheco, y Carolina Paula de La Cruz.

Por parte de las organizaciones, acudieron al encuentro Tito Olivo Salazar y Enrique de León. Este último tuvo a su cargo la presentación del documento que fue depositado por las entidades en la comisión.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *