JUSTICIA POLITICA

FINJUS pide al Congreso elección miembros de la Cámara de Cuentas y defensor del Pueblo

Santo Domingo. – La Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS) llamó este lunes al Congreso Nacional para que emprenda la escogencia de los miembros de la Cámara de Cuentas. Lo mismo pidió para la elección del defensor del pueblo y adjuntos, con apego a criterios de meritocracia, transparencia e idoneidad.

La fundación manifestó en una nota para la prensa, que “la selección de los nuevos miembros de estas instancias debe alejarse de cualquier viso de arbitrariedad; de igual forma, debe evitarse inobservancia de los presupuestos normativos establecidos en la Constitución y la ley”.

“No se puede pretender jugar a poner obstáculos en la elección de órganos tan sustanciales para el ejercicio democrático institucional como lo es, por ejemplo, la Cámara de Cuentas, sobre la cual descansa la salvaguarda de las cuentas pública y el control fiscal del erario”, aseguró

Dijo que “el buen funcionamiento del órgano constitucional de control y fiscalización externo de los recursos públicos, de los procesos administrativos, y del patrimonio del Estado, constituye un elemento esencial para la existencia de una democracia efectiva en la que exista una relación de pesos y contrapesos de conformidad a los preceptos de un Estado social y democrático de derecho. Por ende, resulta imprescindible que este órgano esté integrado por perfiles profesionales que estén sustentados en capacidad e idoneidad”.

Para FINJUS “el desarrollo del sistema de control del Estado dominicano es un tema crucial para nuestra gobernabilidad y desarrollo. De lo cual, hemos observado con preocupación que dicho sistema se ha caracterizado por una desvinculación entre la fiscalización y las respuestas institucionales que se ofrecen para enfrentar prácticas lesivas contra el erario”

“En efecto, el perjuicio económico detectado en las auditorías que realizan los órganos de control interno y externo, especialmente los producidos por la Cámara de Cuentas, no ha generado, de manera constante, la activación de los mecanismos de régimen de consecuencias civil, administrativo y penal que ordena la ley”, indica la entidad.

“La ciudadanía percibe entonces que las respuestas a la corrupción son ineficaces pues los organismos competentes no ejercen todas las potestades que les confieren las leyes y optan por escudarse en la supuesta ineficiencia del otro para no hacerse responsable de la impunidad generalizada que reina en el manejo de los fondos públicos en el país”, añade.

“Por otro lado, con relación al defensor del pueblo, es preciso resaltar que ha sido configurado como un órgano constitucionalmente autónomo cuya función principal es defender los derechos constitucionales, así como encauzar la promoción de buenas prácticas en la administración pública a fin de contribuir al fortalecimiento de la gobernabilidad democrática y del Estado de derecho”, pondera Finjus.

“Se trata de una figura que surge como una necesidad del control social de los gobernados en contra de las arbitrariedades y el incumplimiento de las obligaciones asignadas a la administración pública, debiendo constituir una voz a favor de la protección de los derechos de las personas y los intereses colectivos y difusos”, finalizó la fundación.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *