ANALISIS

Infección con el virus de la Covid-19 en personas vacunadas

Por Clemente Terrero (I/II)

En el artículo anterior escribimos sobre la inmunidad de las vacunas de la Covid-19, más nunca nos imaginamos que éste, iba a producir tanto interés en los lectores, quienes nos han inspirado a realizar un nuevo escrito, estaña vez enfocado en las causas de la infección en personas previamente vacunadas contra el virus que la produce.

En esta ocasión buscamos aclarar las dudas que mucha gente tiene sobre las causas por las que a pesar de haberse vacunado algunas personas adquieren la infección, la cual en algunos casos puede ser grave y a veces fatal. Esa es una de las grandes interrogantes que se tienen hoy en día.

Lo primero que tenemos que decir sobre este tema es que la perfección no existe en el mundo real, nada es perfecto en la vida, todo lo que existe en la naturaleza es limitado. El 100% de las cosas solo es posible en las matemáticas.

Partiendo de ese postulado las investigaciones científicas se han hecho, han comprobado como ningunas de las vacunas contra la Covid-19 producen un 100% de inmunidad. Los estudios de fase III de las mismas han reportado que la eficacia oscila entre un 50 % a y un 95 % de inmunidad.

Ha generado mucha preocupación en la gente, el hecho de que cada día aparecen personas que han sufrido la enfermedad de la COVID- 19, a pesar de haberse vacunado contra el virus.

Para asimilar esto es necesario que se entienda que vacunación no es sinónimo de inmunización, vacunación es una técnica médica donde se introduce un antígeno con la intensión de producir inmunidad. Pero esa importante herramienta no siempre es efectiva, a veces puede fallar, como se ha comprobado en los estudios que se han realizado para medir la eficacia de las vacunas del virus SARS-CoV-2 en la población.

No todo el que se vacuna desarrolla inmunidad. Cuando no hay una respuesta inmunitaria adecuada a las vacunas puede que no se produzcan anticuerpos, o que la producción de estos sea insuficiente. Si éstos no alcanzan los niveles neutralizantes necesarios para poder destruir al virus invasor, la persona continúa siendo susceptible.

Todos los individuos que a pesar de vacunarse se mantienen susceptibles tienen el riesgo de padecer infección. Esto debe quedar claro para que después, no se alegue una postura antivacunas.

Las vacunas, por más que se diga, siempre serán mejores que la enfermedad, porque pueden evitar infecciones mortales, que sin su existencia sería imposible lograrlo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *