NOTICIAS DE PORTADA POLITICA

Presidente dice: “nadie puede ser cancelado si no recibe sus prestaciones

En el escenario donde se celebraba el Día Internacional del Trabajo, el presidente de la República, Luis Abinader, dijo que ninguna institución del Estado debe hacer desvinculaciones de empleados si no tiene los recursos para pagar las prestaciones laborales como lo establece la ley.

Señaló, además, que hace unos días habló con el director de Presupuesto con la finalidad de que sean pagadas las prestaciones laborales de los empleados públicos desvinculados.

El presidente ofreció sus declaraciones al encabezar una actividad conmemorativa por el Día Internacional del Trabajo en el edificio corporativo del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep) titulada: “Desafíos de la clase trabajadora dominicana de cara a la cuarta Revolución Industrial”.

Desde hace un tiempo ciudadanos que ya no pertenecen a las instituciones del Estado han estado protestando para que las autoridades gubernamentales cumplan con los pagos correspondientes a sus prestaciones laborales.

“Hoy, primero de mayo, en que celebramos más de un siglo de luchas y logros de la gran clase trabajadora dominicana y del mundo, me comprometo para que nuestro gobierno mantenga preocupación y vigilancia constante para que todos los trabajadores de la República Dominicana alcancen progreso, plenitud y felicidad”, expresó Abinader.

El presidente recordó y reconoció con admiración a los líderes sindicales como Porfirio Zarzuela, Julio de Peña Valdés, Mamá Tingó, Jacinto y Francisco Antonio de los Santos, “que junto a muchos otros sindicalistas idos a destiempo y para los que el país agradece sus empeños en lograr una vida más digna para todos los trabajadores del país”.

Por su parte el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, indicó que no se le ocurre una mejor manera de celebrar el Día de los Trabajadores, que precisamente abriendo espacios de diálogo y análisis sobre los retos de la nueva realidad que imponen los tiempos actuales.

De Camps señaló que algunos de los retos fundamentales que ya se pueden palpar, son la automatización absoluta de la manufactura pesada y ligera.

Además, la implementación de sistemas de producción ciber-físicos que combinan las maquinarias con procesos digitales, los cuales le otorgan la capacidad para tomar decisiones descentralizadas y cooperar entre ellos mediante el internet de las cosas.

Asegura que lo que se verá en poco tiempo es precisamente fabricas inteligentes donde la intervención del hombre será cada vez más limitada y tecnificada, pero mejor pagada y con niveles de calidad de vida mucho más altos.

“La cuarta revolución industrial nos presenta grandes oportunidades y retos”, indicó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *