ANALISIS

Infección de Covid-19 en personas vacunadas (II de II)

Por Clemente Terrero

En esta segunda parte de la infección de covid-19 en personas vacunadas es necesario realizar algunas explicaciones básicas de cómo funciona el sistema inmune en los seres humanos. Una exposición breve de algunos elementos de la inmunidad adquirida

La inmunidad adquirida es un sistema operativo compuesto por los linfocitos B y los linfocitos T que en presencia de un antígeno de cualquier microorganismo produce una respuesta inmunitaria que puede ser humoral y celular.

La respuesta inmunitaria celular es producida por los linfocitos T, que intervienen en la destrucción de patógenos responsables de procesos infecciosos. Este tipo de inmunidad no es parte de esta explicación.

La inmunidad humoral es producida por los linfocitos B, que evolucionan con la producción de anticuerpos llamados inmunoglobulinas. Existen cinco tipos de anticuerpos, de éstos, tres tienen un papel importante en la protección de los humanos contra los procesos infecciosos causados principalmente por virus y por bacterias. Estos son, los anti-IgA, anti-IgG y anti-IgM.

Los anticuerpos IgM, actúan en la fase aguda de la infección, son los primeros que se presentan en la etapa activa de la enfermedad, actuando de forma temprana contra los patógenos invasores, deteniendo su avance y resolviendo el proceso espontáneamente.

Los anticuerpos IgG, se producen en etapa más tardía, generalmente en la segunda semana del proceso, aparecen después de los anticuerpos IgM. Los anticuerpos mantienen una memoria inmunológica que le permite recordar a los patógenos que los atacaron en procesos anteriores y por neutralización impedir que pueda producir una nueva infección.

Por último, tenemos los anticuerpos IgA que son producidos por los linfocitos B dentro del lecho sanguíneo, para luego ser secretados al exterior. Por eso se le conoce como anticuerpos de superficies, su actividad es a nivel de la mucosa y de las glándulas exocrinas, como las mamas.

En ese sentido, baja concentración de anti- IgA especifica contra el Covid-19 en la mucosa de la nasofaringe, puede dar lugar a la incubación y replicación de este virus in situs, para luego seguir su camino hacia los pulmones. La deficiencia de anti-IgA especifica contra este virus puede ser otra de las causas de la infección de Covid-19 en pacientes vacunados.

No obstante, aunque se produzca la infección del virus de la Covid en la vía respiratoria superior en personas vacunadas, si ésta ha desarrollado adecuados niveles de anticuerpos IgG específicos en su cuerpo durante, pueden detener el avance del virus invasor y evitar daños importantes en los órganos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *