DEPORTES

Si Estados Unidos lleva sus estrellas a los Juegos de Pekin, que le den el oro ya

Desde que la FIBA permitió a los jugadores de la NBA participar en los Juegos Olímpicos el oro en baloncesto tiene a Estados Unidos como claro favorito antes de empezar el campeonato. Desde ese momento el equipo estadounidense ha ganado en seis de las siete citas olímpicas disputadas: Barcelona, Sidney, Atlanta, Pekin, Londres y Río con un balance total de 53 victorias y 3 derrotas. Su único batacazo se lo pegó en los Juegos de Atenas 2004 tras caer ante Puerto Rico, Lituania en la fase previa, y con Argentina en semifinales.

Su tiranía comenzó en Barcelona 92, donde compareció con el genuino Dream Team o equipo de ensueño en el que figuraban las mejores estrellas del momento en la NBA: Jordan, Magic, Bird, Barkley, Malone, Stockton, Pippen, Ewing, Drexler, Robinson y Mullin junto al universitario Laettner. Un equipo invencible sin duda. Cuando llevan a los Top de la NBA no hay debate, pero si no van al completo, pueden llevarse un susto, como les sucedió en Atenas 2004. Duncan, Melo Anthony, Iverson, LeBron y Wade fracasaron arropados por jugadores de un escalón inferior.

A falta de dos meses y medio para que empiecen los Juegos Olímpicos de Tokio aún no se sabe con qué jugadores acudirá Estados Unidos. La última preselección de USA Basketball incluía a los 57 mejores, pero está por verse quiénes de ellos irán. Sobre todo porque si las Finales de la NBA se alargan podrían acabar el 22 de julio, un día antes del encendido de la antorcha, lo que haría imposible que los jugadores que la disputasen acudiesen a Tokio.

Pero de lo que nadie duda es de que si pudiesen acudir las mayores estrellas de la NBA el oro ya tenía nombre. Este sería probablemente el mejor Dream Team que podría formar Estados Unidos para la cita de Tokio y con el que le gustaría contar a su veterano seleccionador, Gregg Popovich. Si pudiesen juntarlos, serían invencibles, un equipo casi con tanto nivel como el de Barcelona 92, aunque suene a herejía. Si Estados Unidos lleva esta selección a Tokio, que les den el oro ya.

Bases: Stephen Curry, Kyrie Irving y Damian Lillard

Tres bases de primerísimo nivel con Stephen Curry (Warriors), considerado el mejor tirador de todos los tiempos, al frente. Está firmando una temporada sensacional con un promedio de 31.6 puntos (42,6% en triples), 5.5 rebotes y 5,8 asistencias. Imparable.

Kyrie Irving (Nets), quizá el base con mejor manejo de balón del mundo, es capaz de desbordar ante cualquier rival y crearse canastas él solo un ataque sí y al siguiente también. Y también podría jugar de escolta. Con promedios de 27,4 tantos (39% en triples), 4,9 capturas y 6,3 pases es por sí solo una amenaza mayúscula.

Damian Lillard (Blazers) acredita 28,4 puntos (38,4% en triples), 4,2 rebotes y 7,6 asistencias. Junto a Curry el mejor tirador desde más de nueve metros sería una amenaza para los rivales desde que cruzase el medio de la cancha. Su puesto podría también ocuparlo Russell Westbrook, que está completando una temporada fantástica (21,8+11,4+11,4), pero no caben todos.

Escoltas: James Harden y Paul George

En el puesto de escolta, James Harden (Nets) sería otra amenaza de primera magnitud con sus ‘step backs’ desde el triple tan imparables como sus penetraciones. Junto a Curry, Harden, tres veces máximo anotador de la NBA (2018, 19 y 20), formaría la mayor amenaza exterior del planeta. ‘La Barba’ está promediando 25.4 tantos (36,1% en triples), 8,7 capturas y 11 pases.

Paul George (Clippers) sería el complemento perfecto en esa posición para Harden. Promedia 23,6 puntos (42,1% en triples), 6,6 rebotes y 5,2 asistencias. Otros escoltas como Bradley Beal (31,1+4,7+4,5), Zach LaVine (27,2+5,1+5), Devin Booker (25,7+4,1+4,4) y Donovan Mitchell (26,7+4,4+5,2) son quizás mejores que él en ataque, pero George aporta más dominio defensivo que ellos.

Aleros: LeBron James, Kawhi Leonard y Jayson Tatum

Nadie duda que LeBron James (Lakers) es el mejor alero del mundo. Su experiencia y su liderazgo serían incontestables en el Dream Team. ‘The King’, en una temporada convulsa por su lesión, está acreditando 25 tantos (36,6% en triples), 7,9 capturas y 7,8 pases y ya ha ganado tres medallas olímpicas. Seguro que tiene hambre de una cuarta, pero si los Lakers juegan la final, por calendario, su presencia sería inviable.

Kawhi Leonard (Clippers) sumaría más quilates al perímetro estadounidense con unas prestaciones ofensivas y defensivas incuestionables. Promedia 25 puntos (39,6% en triples), 6,6 rebotes y 5,1 asistencias. Su calidad y su talento están fuera de toda duda.

Jayson Tatum (Celtics), de tan solo 23 años, podría ser el tercer alero para completar la ciclogénesis explosiva de este Dream Team. Sus promedios (26,5 con 39,1% triples+7,4+4,4) le hacen acreedor de este puesto en detrimento de otros grandes jugadores para esta posición como DeMar DeRozan (21,4+4,3+7,3) y Brandon Ingram (23,8+4,9+4,9).

Ala-pívots: Kevin Durant y Zion Williamson

Kevin Durant (Nets) sería es el mejor compañero posible de LeBron James en ataque. Durant ha sido cuatro veces máximo anotador en la NBA (2010, 11, 12 y 14) y tiene dos medallas olímpicas (Londres y Río). ‘Durantula’ acredita 28 puntos (46,7% en triples), 6,9 rebotes y 5,1 pases. Una amenaza terrible para cualquier rival.

Respaldando a Durant podría estar Zion Williamson (Pelicans), que está llamado a ser una superestrella de la NBA a corto plazo. Está promediando 27 tantos, 7,2 capturas y 3,7 asistencias, y su fortaleza física y su capacidad reboteadora le avalan para reforzar la pintura de este Dream Team.

Pívots: Anthony Davis y Bam Adebayo

En la posición de pívot Anthony Davis (Lakers) tendría el puesto de titular si los angelinos no disputan las Finales y si las lesiones que le persiguen le dan una tregua. ‘La Ceja’ acredita 20,8 puntos, 7,8 rebotes y 2,9 asistencias y cuando está sano es un jugador absolutamente determinante. Dominador en ataque y en defensa, es un jugador total..

A Davis podría complementarle en la zona el All-Star Bam Adebayo (Heat), que está promediando 18,9 tantos, 9,1 capturas y 5,4 pases. Es probablemente el mejor pívot estadounidense defensivo de la NBA, una garantía en el rebote y con capacidad para anotar si la situación lo requiere, aunque con esta nómina de compañeros no sería muy necesaria su aportación ofensiva. Draymond Green (6,6+7,1+8,7) o Karl-Anthony Towns (24,8+10,7+4,6) tendrían condiciones para ocupar su puesto también, pero en la lista sólo caben 12.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *