DEPORTES

En la NBA no hay descanso: solo 12 de 529 jugadores no se han perdido ningún partido

Nikola Jokic se lamenta durante un partido. AGENCIAS.


Con el debut de Kris Dunn en los Hawks a final de abril, la cifra de jugadores que han participado en la NBA durante la presente temporada asciende a 529. De todos ellos, sólo 12 han disputado todos los partidos de su equipo, lo que supone un 2,2%del total. Un porcentaje raquítico que, a falta de pocos encuentros para el final de la fase regular, podría reducirse aún más y que refleja la complicación de este curso, el más duro de la historia.

Para entender por qué la NBA se ha convertido en poco menos que un Ironman hay que recurrir, como en casi todo en el mundo actual, al coronavirus. La pandemia hizo que la temporada pasada finalizara a mitad de octubre mientras que la presente comenzó justo antes de Navidad. Hubo sólo 71 días de descanso entre ambas fechas, el menor en la historia de las competiciones profesionales de Estados Unidos.

Sin duda, es el peor calendario que he visto en 25 años en la Liga. Es una locura

Un entrenador ayudante de la NBA, en palabras a ESPN

Algunos de los jugadores que llegaron a las últimas eliminatorias por el título apenas pudieron recuperarse antes de afrontar un calendario terrible. Son 72 partidos, 10 menos que en una temporada normal, pero en una agenda muy comprimida por muchas vueltas que le diera la NBA para ayudar al reposo de los jugadores. “Sin duda, es el peor calendario que he visto en 25 años en la Liga. Es una locura”, aseguraba recientemente un veterano entrenador asistente a ESPN.

El cansancio ha ido acumulándose y también los problemas físicos. Algunos jugadores han necesitado reposo en algún partido y otros han sufrido los inevitables percances de cada temporada en los que influye el factor suerte, pero las lesiones graves han sido numerosas. “Nunca he experimentado nada como nuestra avalancha de problemas físicos”, decía un general mánager al mismo medio.

Ausencias de los ‘all star’

Los jugadores que participaron en el All Star se han ausentado en más del 15% de los partidos. LeBron James, por ejemplo, ha sufrido la baja más prolongada en 18 años de carrera por un fuerte esguince en el tobillo derecho: se perdió seis semanas y 20 partidos. Ahora ha recaído y lleva otros cuatro sin jugar.

Los jugadores van a la sala de pruebas COVID como si tuvieran 900 años

Un preparador físico de la NBA, en palabras a ESPN

Los protocolos de salud establecidos por la NBA para prevenir el coronavirus también han impedido tener continuidad. Muchos jugadores han pasado el virus y alguno incluso arrastra secuelas. Los rastreos de contactos obligaron a parar a numerosas estrellas y el virus ha modificado las rutinas. “Ya no hay descanso ni recuperación con los protocolos COVID. Los viajes, combinados con las pruebas matinales, no se parecen a nada que hayamos visto. Los jugadores van a la sala de pruebas como si tuvieran 900 años”, afirma un preparador físico.

Con todo eso, hay que ser un superhombre para no perderse ni un partido. Uno de los que lo ha conseguido por ahora es el que menos lo parece: Nikola Jokic. El pívot de los Nuggets se sorprende porque “las lesiones están por toda la NBA. No sé qué está pasando. Tenemos que protegernos unos a otros, porque comemos el mismo pan”, opina el favorito al MVP de la temporada. Bien le podrían dar una medalla de ganador de un Ironman.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *