ANALISIS

Elevar las tarifas médicas y reducir los copagos ilegales

Seguridad Social para todos

Por Arismendi Díaz Santana

Apoyamos la revisión de los honorarios injustamente congelados, al tiempo que demandamos la reducción de los copagos millonarios ilegales. Celebramos la decisión oficial de afiliar a los trabajadores por cuenta propia al Régimen Contributivo Subsidiado

¿Cuándo los trabajadores, sus familiares y la población en general dejarán de ser las víctimas inocentes de los enfrentamientos entre el Colegio Médico Dominicano (CMD) y las autoridades nacionales y/o las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS)? ¿Es que el derecho de los médicos está por encima del derecho humano a la salud de todos?

Con la vida y tranquilidad de los pacientes no se juega. Como dijo José Luis León del CONATI, “no se pueden demandar derechos, violen­tando el derecho de los demás”. El CMD debió presentar sus demandas al CNSS del cual es miembro titular, en vez de convocar a un paro en medio de una lucha a muerte contra el COVID 19.

La demanda del CMD es justa, ya que la Ley 87-01 prevé la revisión periódica de las tarifas y honorarios profesionales. Pero con la suspensión de los servicios a la ARS Mapfre, los más perjudicados son sus afiliados, quienes necesitan de los servicios médicos por los cuales pagan religiosamente.

La FUNDACIÓN SEGURIDAD SOCIAL PARA TODOS (FSSPT), comparte el reclamo del CMD de revisar y actualizar los honorarios y tarifas congelados, según afirman, desde hace más de 14 años. Resulta inexplicable e inaceptable que las ARS lucrativas todavía paguen 300 ó 500 pesos por una consulta ambulatoria, menos de lo que cobra un plomero no especializado por una reparación simple.  

Celebramos la decisión de impulsar el Régimen Contributivo Subsidiado

Fiel a nuestra defensa de los afiliados, nuestra FUNDACIÓN, considera que la revisión y actualización de las tarifas y honorarios, debe conllevar la reducción de los copagos ilegales que los médicos les cobran a los afiliados, porque ese gasto de bolsillo ya tiene 15 años y lejos de reducirse, cada vez resulta más oneroso, injusto y excluyente.

Resulta contradictorio que el Colegio Médico y las Sociedades Médicas Especializadas exijan el cumplimiento del Art. 173 de la Ley de Seguridad Social, mientras violentan la letra y el espíritu de dicha Ley al imponer copagos millonarios. El imperio de la Ley es para todos por igual.

Con razón el CMD señala que “miles de médicos no pueden emitir recetas porque las ARS les niegan un código, lo que perjudica la salud de muchos pacientes”.  Pero si todos los médicos tienen derecho a prescribir recetas, ningún médico, por encumbrado que se sienta, debería rechazar a los afiliados a la seguridad social, tratándolos como a pacientes sin seguro, obligándolos a un pago mucho mayor. A igual derecho, igual deberes.

Ojalá que Luis Miguel De Camps, Ministro de Trabajo, logre un acuerdo con el CMD, y al mismo tiempo se comprometa a que el CNSS active la Comisión Nacional de Honorarios Profesionales, que es la entidad prevista en el Art. 173 de la Ley 87-01 para establecer y revisar las tarifas mínimas que con justa razón reclama el CMD.

Al arribar a los primeros 20 años de la Ley 87-01no puedo ocultar la enorme satisfacción de haber contribuido al sueño de lograr un Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), con vocación solidaria y universal. Resulta esperanzador el anuncio de Raquel Peña, vicepresidente del país, de la decisión del presidente Luis Abinader de afiliar a los trabajadores independientes, mediante el inicio del Régimen Contributivo Subsidiado.

Esta conquista social sin precedentes, fue el fruto de la voluntad política de Hipólito Mejía, de la iniciativa de cientos de senadores y diputados de todos los partidos y de la capacidad de especialistas, profesionales y técnicos calificados. El haber dejado atrás cuatro décadas de exclusiones, frustraciones e incertidumbres constituye un aporte que algún día será generosamente reconocido.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *