INTERNACIONALES

Plan de candidato ocupa centro de escena política en Perú

Lima, 17 May (Prensa Latina) El Plan de los 100 primeros días del posible gobierno del candidato peruano Pedro Castillo se situó hoy en el centro del interés y cubrió lo que muchos consideraban un flanco débil del postulante izquierdista.
La divulgación del documento, de fuerte énfasis social, despejó uno de los argumentos clave de su rival neoliberal, Keiko Fujimori; el resto de la derecha y la gran mayoría de los medios privados de prensa, que la respaldan y adversan a Castillo,  al que acusan de maximalismo y carencia de planes concretos.
El partido Perú Libre, del que es candidato el humilde maestro rural, inscribió como programa de Gobierno lo que Castillo ha llamado un ideario, es decir un horizonte de anhelos, que necesitaba convertirse en un programa adaptado a la realidad.
En esa medida, Castillo asumió al presentar el plan el compromiso de “poner la primera piedra de una patria soberana con seguridad jurídica, donde todas y todos los peruanos podremos vivir en paz, con libertad y justicia social”.
Planteó la decisión de “instalar los cimientos de una patria limpia, segura, y sin corrupción, con irrestricto respeto a la democracia, la vida, la salud”.
El Plan de los 100 Días prioriza la lucha contra la Covid-19 con la vacunación general antes de fin de año, el equipamiento de los hospitales y diversas medidas de prevención y detección de casos.
Prevé por otra parte fortalecer al Estado como planificador, regulador e inversor; subsidios a las tarifas de agua, electricidad e Internet y un programa de empleo juvenil y créditos accesibles para el agro y las empresas pequeñas y medianas.
Dentro de los primeros 100 días de su administración Castillo convocaría a un referendo y un diálogo social sobre la necesidad de una Asamblea Constituyente que consagre derechos a la salud y la educación, la alimentación y la vivienda, y acceso a Internet.
El plan tiene como otro rasgo importante ser fruto del trabajo conjunto de Perú Libre y expertos de Juntos por el Perú, bloque de izquierda, y otras fuerzas e independientes que cierran filas con la candidatura de Castillo, los cuales se integraron a su equipo técnico.
Esos refuerzos llenaron otro vacío que usaban los detractores de Castillo para descalificarlo, sin poder mermar significativamente el apoyo popular mayoritario, que le acreditan todas las encuestas pese a la enorme campaña política y mediática contra el ganador de la primera vuelta electoral del 11 de abril pasado.
Esa campaña ha agudizado la polarización de la campaña por el balotaje del 6 de junio próximo, al extremo que un excandidato fracasado en la primera vuelta, Rafael López Aliaga, lanzó en un mitin anticomunista una arenga por la muerte de Castillo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *