ANALISIS

Una mutual médico-laboratorio muy dañina

Seguridad Social para todos

Nuestra propuesta de un catálogo de medicamentos esenciales, más amplio y actualizado, y un aumento a 12,000 pesos anuales per cápita, ha recibido un gran respaldo porque reducirá el gasto de bolsillo en unos 22,133 millones al año y elevará el acceso de la población a las medicinas esenciales.      

De acuerdo a la ENIGH del Banco Central, en el 2018 el gasto familiar en salud equivalió al 7.7% del consumo privado, porcentaje que sube al 8.8% en los hogares más pobres y vulnerables. Ese gasto ascendió a 239,159.0 millones de pesos en el 2020 y según estimados preliminares el consumo de medicinas representa el 38% de ese total.

El consumo de medicina fue poco más de 90,880.4 millones el año pasado y se estima que, de recetar por principio activo, las familias se ahorrarían unos 22,132.7 millones cada año. En adición, con el aumento a 12,000 pesos del límite de los medicamentos esenciales se elevaría su consumo popular, en ambos casos, reduciendo el gasto de bolsillo al eliminar muchos privilegios y despilfarros.

Fraudes millonarios en asociación con la cúpula médica. “Peter C. Gøtzsche documentó miles de condenas a las diez empresas farmacéuticas más poderosas por fraudes en combinación con médicos. En tres años, esas compañías pagaron multas por 11,008 millones de dólares en 3 años, a pesar de las presiones que ejercen en el Capitolio.

Estas multas incluyen condenas por a) promoción ilegal y engañosa; b) sobornos a médicos y funcionarios; c) bloqueos a las medicinas genéricas; y d) estafas a los gobiernos y al Medicaid, en asociación con médicos estadounidenses y de otros países.

Según la doctora Ghislaine Lanctot, autora del libro “Mafia Médica”, más que a curar las enfermedades crónicas, la mayoría de los fármacos de los grandes laboratorios solo surten efectos paliativos, generan una dependencia del paciente. Ellos deciden qué se enseña a los médicos, qué se publica y qué se expone en los congresos de medicina.

El lucro de estas farmacéuticas no tiene límite ni siquiera ante la pandemia. Pfizer acaba de elevar su vacuna de 15,50 a 19,50 euros, en tanto que Moderna la subió de 22.60 a 25.50 dólares, a pesar de que se trata de una producción a escala mundial que necesariamente reduce el costo unitario.

Una posición en contra de los intereses reales de los afiliados. Incurren en una doble moral los grupos que condenan el afán de lucro de las ARS y las AFP, pero apoyan a los médicos mercantiles que faltan a la ética, mediante prácticas espurias que encarecen el cuidado de la salud y elevan el gasto de bolsillo. Que critican el capital financiero local, pero defienden la alianza médicos-laboratorios del capital financiero mundial.

Llama la atención la defensa abierta a una cúpula médica mercantilizada, cada día más apartada de los principios éticos, que utiliza su influencia médica y gremial para mantener copagos ilegales que superan los 65,000 millones de pesos, desnaturalizando el objetivo de la Ley de Seguridad Social.

Desde el inicio de la nueva Ley la cúpula médica mostró sus intereses mercantiles, frustrando un proyecto de Salud Pública que pretendía establecer una receta única, basada en la prescripción de medicamentos esenciales bio equivalentes.

Un apoyo inusitado a la propuesta de nuestra Fundación. Durante la semana, decenas de lectores han enviado notas apoyando la propuesta de la Fundación, señalando que nos hemos quedado cortos en las críticas a la especulación médica y nos exhortan a profundizar en el tema por su impacto en la salud y en el bolsillo de la gente. En el grupo hay varios médicos, economistas y obreros, todos afiliados a la seguridad social.

Desde Europa, América Central, Sudamérica, Canadá y varias ciudades de los Estados Unidos, nos enviaron reportes que demuestran que en nuestro país el costo de los medicamentos es inaceptablemente elevado. Muchos de estos amigos y colaboradores envían regularmente medicinas a sus familiares porque les resulta más económico.

Critican que la Seguridad Social permita medicamentos de marca y que el Ministerio de Salud no haya prohibido la intermediación de los laboratorios, por su influencia nociva en el costo de la salud. Son tantas las informaciones y sugerencias que más adelante tendremos que difundirlas y comentarlas, reservando siempre reservando la fuente. ADS/397/08/05/2021

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *