ANALISIS

Lactancia Materna y Vacunas de Covid-19

Este trabajo tiene el propósito de sensibilizar a los médicos pediatras y a la población en general, en esta semana de la lactancia materna en cuanto a la necesidad de vacunar a las madres con la vacuna de Covid-19.

La lactancia materna es actividad valorada por organizaciones que se dedican al trabajo de la salud de los niños a nivel mundial, las cuales entienden que la leche materna es un alimento completo para su alimentación, que contiene sustancias inmunológicas para protegerlos de las infecciones. Además, está libre de patógenos.

La leche materna es importante porque asegura el desarrollo físico y emocional de los infantes durante los primeros 6 meses de vida, por eso es los médicos pediatras la promueven a escala mundial, basado en el conocimiento de las propiedades que ésta tiene a favor de la salud de los bebés.

Los beneficios de la leche materna son múltiples e incuestionables porque es un alimento íntegro y natural, la cual hasta ahora no ha sido superada por ninguna otra leche de cualquier tipo, es un nutriente básico en la vida de los niños. Es de naturaleza humana y no debemos permitir que sea abandonada.

La leche materna es más nutritiva y equilibrada que cualquier otro compuesto alimentario pediátrico, hecha exclusivamente para alimentar a los bebés humanos. Además, con esa leche es que las madres han criado a los recién nacidos de nuestra especie en la tierra desde tiempos remotos, por tanto, es la mejor leche para nutrir a los niños.

En cuanto a las dudas y el temor sobre la vacunación de las medres lactantes con la vacuna de Covid-19 se debe saber que los antígenos de esas vacunas van a seguir el curso que sigue cualquier otro antígeno, activar el sistema inmune de las madres, sin afectar al niño, adquiriendo inmunidad que las va a proteger de la infección del virus circulante en la comunidad.

Hasta el momento no hay evidencia que apunten a que las vacunas de Covid-19, produzcan daño a las madres lactantes ni a los niños alimentados con la leche materna, cualquier cosa que se diga en ese sentido es pura especulación. La lactancia es un proceso natural y normal que no debe ser suspendida por ningún prejuicio.

Cuando una madre lactante es vacunada con la vacuna de Covid-19, su organismo va a producir dos tipos de anticuerpos, los anti-IgG y los anti- IgA. Ambos anticuerpos la van a proteger de infecciones graves producidas por virus SARS- CoV-2, evitando internamientos y una serie de complicaciones que atentan contra su salud.

Por otro lado, los anti- IgA generados por las madres, que permanecen por poco tiempo a nivel hematógeno, pasan rápidamente del torrente sanguíneo a las mucosas y a ciertas glándulas exocrinas, entre éstas a las mamas. Por eso, la leche materna es rica en anticuerpos IgA.

En ese sentido, vacunar las madres lactantes con la vacuna de Covid-19 puede garantizar cantidad suficiente de anticuerpos IgA contra el virus SARS- Cov-2 a nivel de la leche materna, cuando el niño la toma le asegurará protección contra este virus, evitando que se produzcan infecciones respiratorias graves de consecuencias impredecibles para los neonatos.

Vacunando a las madres durante la lactancia protegemos no solo a ellas, sino también a sus hijos. Está debe ser una de las principales metas de la salud pública de nuestro país.

Pensemos en los beneficios, sin perder de vista los perjuicios

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *