INTERNACIONALES

Justicia china confirma pena de muerte para canadiense por tráfico de drogas

La Justicia de China confirmó este martes la condena a muerte del ciudadano canadiense Robert Lloyd Schellenberg por tráfico de drogas. Schellenberg había sido condenado a 15 años de cárcel en 2018 por introducir en el país 222 kilogramos de metanfetamina en 2014. Durante la repetición del juicio reclamada por el acusado, la Fiscalía presentó nuevas pruebas que han elevado la condena a la pena capital, bajo acusación de pertenecer a una red internacional de tráfico de drogas.

Reconocido culpable en el pasado en Canadá por tráfico de drogas, el acusado se declaró inocente y aseguró que había ido a China por turismo y presentó una apelación que fue rechazada por el Alto Tribunal del Pueblo de Liaoning, que ratificó la pena capital y envió la decisión al Tribunal Supremo para su confirmación definitiva, según el diario chino Global Times.

El Tribunal en pleno «estimó que los hechos constatados en primera instancia eran claros, las pruebas fiables y suficientes» y que la pena de muerte es «apropiada», precisó.

«Pena cruel»

«Condenamos el veredicto en los términos más fuertes y apelamos a la clemencia de China», declaró a la prensa Dominic Barton, embajador de Canadá en China. «Hemos trasladado en varias ocasiones a China nuestra firme oposición a esta pena cruel e inhumana y continuaremos haciéndolo», añadió.

La ratificación llega mientras, en Canadá, los abogados de la vicepresidenta de Huawei e hija del fundador de este gigante de las telecomunicaciones, Meng Wanzhou, hacen un último esfuerzo para convencer al tribunal de no extraditarla a Estados Unidos, donde enfrenta cargos relacionados con la violación de sanciones contra Irán, recoge El País.

Meng fue arrestada en el Aeropuerto Internacional de Vancouver, en diciembre de 2018, con una orden judicial de Estados Unidos, acusada de engañar a HSBC Holdings PLC sobre los negocios de Huawei en Irán, lo que podría causar que el banco violara las sanciones económicas estadounidenses. La ejecutiva reside en libertad bajo fianza en una de sus mansiones en Vancouver a la espera de que se resuelva la solicitud de extradición pedida por Estados Unidos.

Unos días después de la detención de Meng, China detuvo a dos canadienses: el ex diplomático Michael Kovrig y el hombre de negocios Michael Spavor. Detenciones que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ve como represalia, lo que Beijing desmiente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *