INTERNACIONALES

Sanidad recomienda a las residencias que su personal no vacunado se realice dos test de coronavirus a la semana

Spread the love

El Gobierno mueve ficha, y después de que varias comunidades autónomas le hayan reiterado la necesidad de vacunar al personal que trabaja en residencias ante el aumento de contagios, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) ha acordado este miércoles recomendar que, entre los que rechacen la vacuna o aún no la hayan recibido, se controle diariamente la temperatura y sean sometidos, como mínimo a dos test a la semana. También se podrá valorar su cambio de puesto de trabajo.

En esta actualización de medidas destinadas a las residencias de mayores se expone que, aunque el número de casos y fallecimientos de los mayores residentes ha descendido desde el mes de marzo, cuando se terminaron de vacunar, en situaciones como la actual, con una transmisión comunitaria alta, existe el riesgo de que aparezcan nuevos casos si no se toman las medidas adecuadas para atajarlos. Así, el documento aprobado por la Ponencia de Alerta y refrendado por el CISNS propone hacer énfasis en la necesidad de vacunar al personal que trabaja en estos centros, así como en identificar las causas por las que deciden no hacerlo, para implementar estrategias y que se vacunen más trabajadores. También insta a que tanto empleados como visitantes, vacunados y no vacunados, mantengan las medidas de higiene y prevención (uso de mascarilla, higiene de manos, distancia de seguridad, limpieza y desinfección…).

Respecto a los residentes vacunados, o que hayan pasado la enfermedad en los últimos seis meses, en situaciones de alta transmisión comunitaria la comunidad autónoma valorará realizar test a la salida y/o a la re-entrada en el centro tras ausencias prolongadas.

El documento también se refiere a las visitas de familiares. En situaciones de alta transmisión comunitaria, valora hacer recomendaciones por parte de la autoridad competente sobre el régimen de visitas y salidas en los centros residenciales; y otras circunstancias como la ubicación, su supervisión o no, el número de visitantes, o la organización y duración de las salidas.

Independientemente de si el visitante está o no vacunado, estos mantendrán las medidas no farmacológicas de prevención de la transmisión. Mientras que, en situaciones de transmisión comunitaria baja y si los visitantes están vacunados, se podría valorar flexibilizar estas medidas.

Por otra parte, los trabajadores que hayan recibido una pauta de vacunación completa y sean considerados como contacto estrecho estarán exentos de guardar la cuarentena, tal y como se recoge en la Estrategia de vacunación.

Andalucía fue una de las primeras regiones que adaptaron una medida similar ante el aumento de casos en las residencias de la región. La semana pasada cambió el protocolo para que los que no recibieron la vacuna sean obligados a realizarse un test de antígenos a la semana para controlar que no están contagiados. Para el resto del personal que trabaja en las residencias socio sanitarias, los test se realizan cada tres semanas con el fin de detectar a los asintomáticos.

Según los datos proporcionados por la Junta de Andalucía, los contagios se producen, en la mayoría de los casos, por el personal que trabaja en estos centros que entra y sale de los mismos y mantiene una cierta actividad social, con 206 casos confirmados. En la región, el 2,7% de los trabajadores de estos centros e ha negado a vacunarse, en total 1.009 personas en toda la comunidad autónoma según la información de Salud. La normativa actual no obliga a estos trabajadores a vacunarse, de la misma forma que tampoco lo hace para ningún otro colectivo.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *