INTERNACIONALES

Tras la renuncia de Cuomo Nueva York inicia una nueva era política

La vicegobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, quien habrá de dirigir el estado en medio de la pandemia de coronavirus y de un terremoto político, afirmó el miércoles que está lista para ocupar el cargo y que establecerá un tono distinto al del gobernador Andrew Cuomo, quien renunció debido a acusaciones de acoso sexual.

“Aunque no me lo esperaba, es un día para el que estoy preparada”, comentó Hochul, una demócrata del oeste de Nueva York que ha ocupado varios cargos, pero que no es conocida por muchos neoyorquinos. “Estoy más preparada de lo que cualquiera podría estar para esta posición”.

En su primer discurso público luego de que Cuomo anunció su renuncia, Hochul dijo que cambiaría la cultura laboral en la principal oficina del estado.

Hochul, de 62 años, se convertirá en la primera mujer en gobernar el estado dentro de dos semanas, luego de un periodo de transición en el que Cuomo ha dicho que trabajará para facilitarle el acceso a un trabajo que dominó durante sus tres mandatos.

Cuomo, de 63 años, anunció el martes que renunciaría a su cargo antes que enfrentar un probable proceso de destitución después de que la fiscal general Letitia James publicó un reporte en el que se concluyó que el demócrata acosó sexualmente a 11 mujeres, incluida una que lo acusó de haberle tocado los senos.

También niega que haya tocado a alguien de manera inapropiada y dijo que su instinto era defenderse de las acusaciones que sentía eran injustas o inventadas. Pero señaló que en momentos en los que el estado sigue en una crisis por la pandemia de coronavirus, lo mejor era que se hiciera a un lado para que los dirigentes de la entidad “volvieran a gobernar”.

Esa labor caerá en manos de Hochul, quien fungió brevemente como representante de un distrito del área de Buffalo en el Congreso federal, y mantuvo una actuación discreta como vicegobernadora en un estado en el que Cuomo acaparaba, y exigía, la atención.

Hochul comparte algunas de las políticas centristas de Cuomo, pero supone un contraste estilístico con un gobernador que es famoso por su afición a arrollar a sus oponentes y guardar rencores. Es muy apreciada por sus colegas, que señalaron que los votantes no deben confundir su estilo calmado bajo el mando de Cuomo con una falta de confianza o competencia.

“La vicegobernadora Kathy Hochul será una gobernadora extraordinaria”, comentó la senadora Kirsten Gillibrand, otra política veterana del norte del estado, ante reporteros en el Capitolio federal el martes. “Entiende las complejidades y necesidades de nuestro estado”.

Aún queda por ver qué tan involucrado estará Cuomo en el gobierno estatal en las próximas dos semanas, o cómo manejará entregar el poder, algo que rara vez cedió durante su periodo en el cargo.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *