INTERNACIONALES

EEUU promete venganza por ataques en Kabul con 13 soldados muertos

Washington (EFE). – Estados Unidos prometió venganza contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que ha reivindicado el doble atentado de este jueves contra el aeropuerto de Kabul, donde entre las decenas de víctimas hay 13 soldados estadounidenses muertos y otros 18 heridos.

Visiblemente afectado, el presidente Joe Biden prometió en un discurso a la nación desde la Casa Blanca que su país no perdonará ni olvidará estos ataques.

Y endureciendo su tono de voz, clamó contra el EI: “Os perseguiremos y haremos que lo paguéis”.

Para ello, ha ordenado a sus comandantes militares que desarrollen planes operativos para golpear objetivos del EI en Afganistán, a sus líderes y sus bases con el fin de responder “con fuerza y precisión”.

“Estos terroristas no ganarán -aseguró-. Rescataremos a todos los estadounidenses, sacaremos a nuestros aliados afganos y nuestra misión seguirá. EE.UU. no va a ser intimidado”.

Por ese motivo, las fuerzas estadounidenses continuarán con sus planes y seguirán con su misión en el aeropuerto de la capital afgana para sacar a esas personas fuera del país y culminar el repliegue de tropas hasta el plazo marcado, el próximo 31 de agosto.

Biden recordó que todavía quedan estadounidenses y afganos que EE.UU. quiere evacuar de Afganistán, antes del repliegue total de sus soldados para esa fecha.

Con el fin de evitar nuevos ataques, el presidente afirmó que está dispuesto a ordenar el envío de refuerzos castrenses a Afganistán, pero que sus comandantes militares le han comunicado que prefieren seguir con sus planes y terminar la misión hacia el 31 de agosto.

Para evitar nuevos ataques, el jefe del CENTCOM reveló que las Fuerzas Armadas de EE.UU. han estado compartiendo información con los talibanes, enemigos acérrimos del EI, y que tienen intención de seguir “coordinándose”.

El general argumentó que Washington y el grupo insurgente comparten un “propósito común”, que es culminar la misión de EE.UU. en Afganistán para el 31 de agosto.

Por su parte, Biden remarcó que no existen pruebas, hasta ahora, de que se haya producido algún tipo de “confabulación” entre los talibanes y el EI para llevar a cabo estos ataques.

Es la primera vez que mueren fuerzas militares de EE.UU. en Afganistán desde febrero de 2020, cuando perdieron la vida dos soldados estadounidenses.

Biden asumió su responsabilidad por lo ocurrido, dado que desde hacía días las autoridades estadounidenses llevaban avisando de la “posibilidad real” de un ataque del EI, pero defendió que su “única alternativa” era sacar a las tropas estadounidenses de Afganistán.

Recordó que su antecesor Donald Trump (2017-2021) llegó a un acuerdo en febrero de 2020 con los talibanes para retirar a los soldados estadounidenses de Afganistán antes del 1 de mayo de 2021, a cambio de que los insurgentes no acogieran a terroristas y no atentaran contra las tropas extranjeras.

De esa forma, al llegar a la Casa Blanca, Biden se encontró con que solo “tenía una alternativa”: continuar con el acuerdo de Trump para sacar a los soldados de EE.UU. de Afganistán.

Aunque Biden mantuvo el acuerdo de su antecesor con los talibanes, sí retrasó la fecha de retirada de mayo a septiembre, aunque luego la adelantó al 31 de agosto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *