ANALISIS

¿Salir de Guatemala para Guatepeor?

Es necesario realizar un debate profesional, para presentar los análisis actuariales y financieros, de las diferentes propuestas a fin de asegurar que las reformas garanticen pensiones dignas y sostenibles para todos

El Dr. Guillermo Moreno en su artículo Seguridad Social Digna de Diario Libre, hace muy bien en interesarse en el tema de la seguridad social, pero para diferenciarse de los partidos políticos tradicionales, debería formular propuestas viables y sostenibles que contribuyan a elevar el nivel de protección social del dominicano de a pie.

Lamentablemente, el país no cuenta con un diagnóstico sobre los avances, los obstáculos, las distorsiones, los privilegios y los problemas del sistema. Esta ausencia ha dado pie a posiciones tan radicales que no reconocen ningún avance, añorando afiliar a todo el mundo a otro IDSS excluyente, politizado, burocratizado e ineficiente.

Sin ningún análisis propio, el Dr. Moreno asume el discurso de la Coalición por una Seguridad Social Digna. Se critica las altas ganancias de las AFP, lo cual es cierto, innegable e injustificable. Se aprovecha el descontento para proponer la eliminación del sistema de capitalización individual, y regresar al viejo sistema de reparto.

La campaña es tan negativa y poco propositiva, que no se explica cómo sería ese retorno. Tampoco, el porqué de las bajas pensiones, cuáles serían sus implicaciones para los afiliados y para el país y quién pagará los impuestos para elevar las pensiones de reparto. Basta con la consigna “No AFP”, y ya.

La esencia del sistema, –que es la multiplicación progresiva de los aportes, mediante la rentabilidad de la inversión–, se confunde con una modalidad de administración del sistema. No existe ningún interés en distinguir entre la función y el funcionario. Como sistema previsional, la capitalización individual puede llenar su cometido, con una amplia modalidad administrativa: tanto con una administración privada como con una pública, siempre que en ambos casos se reduzca la comisión a un nivel razonable.

¿Qué es más factible, eliminar las AFP o reducir la comisión?

Intencionalmente se silencia que a partir de enero 2021 México redujo a sólo el 0.54% anual la comisión de las AFORES (AFP), mientras aquí es el 1.15% anual, más del doble. Sin un cambio al estilo mexicano, tenemos que esperar hasta el 2029 para reducirla al 0.75%, todavía superior a la comisión actual de las AFORES. ¿Qué es más viable y posible en nuestro país, eliminar las AFP o reducir su comisión?

Eliminar el sistema de capitalización individual por las altas comisiones de las AFP, es como pretender eliminar el Congreso Nacional, porque los senadores y  diputados no quieren renunciar a sus privilegios. O eliminar el sistema democrático, porque los partidos políticos desnaturalizan su función.

Sería altamente edificante que un orientador público de la solvencia del Dr. Guillermo Moreno, hiciese sus propias investigaciones. Así evitaría la lamentable afirmación de que “luego de 20 años de vigencia de la Ley y de aportes, aún nadie ha recibido una pensión por cuenta de las AFP”.

Según el Boletín de la SIPEN, ya se han otorgado 7,943 pensiones por discapacidad y 10,761 pensiones por sobrevivencia, beneficiando a cerca de 25,000 dominicanos. No es mucho todavía, y posiblemente las pensiones sean muy bajas, pero debemos cuidarnos de las consignas callejeras que todo lo niega.

Otro error es señalar que el reclamo del 30% “tiene un fundamento de derecho: si los fondos son de los trabajadores, éstos tienen toda la facultad para acceder a un porcentaje del fondo acumulado, justificado por la situación de pandemia y sus derivaciones: 1) en ninguna parte de la Ley se concede el derecho a utilizar esos fondos antes del retiro; y 2) sólo una parte de los trabajadores quedó cesante por el Covid-19.

La Fundación Seguridad Social Para Todos (FSSPT) solicita a la Comisión Bicameral una reunión técnica pública para analizar el porqué de las bajas pensiones y cuáles reformas pueden garantizar pensiones dignas y sostenibles para todos. Por el bien del país, es necesario pasar de las consignas vacías a las propuestas basadas en cálculos actuariales y financieros en interés de asegurar su sostenibilidad, evitando “salir de Guatemala para caer en Guatepeor”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *