DEPORTES

Boston jugará Serie Divisional con Rays

Spread the love

Houston (EE.UU.), (EFE). – El piloto boricua de Boston, Alex Cora, siempre confía en el bateo oportuno de su compatriota Enrique Hernández y el poderoso del dominicano Rafael Devers y ambos le respondieron a la perfección en el partido de comodín de la Liga Americana que ganaron a los Yanquis de Nueva York y lograron el pase a la Serie Divisional de la Liga Americana ante los Rays de Tampa.

Ambos fueron decisivos en la victoria por 6-2 que lograron los Yanquis después de aportar una carrera cada uno y jugar una gran defensa.

Hernández que salió como jardinero central de los Medias Rojas hizo tres viajes a la caja de bateo y conectó solamente una vez, pero en el séptimo episodio pudo pisar la goma del plato y le dio al equipo de Boston la ventaja parcial de 5-1 que sería decisiva.

Hernández se encargó de colgar una anotación, la quinta de los Medias Rojas, en la pizarra, cuando el guarda bosques izquierdo, el mexicano Alex Verdugo, en la parte baja de ese episodio, lo mandó a la registradora.

Verdugo pegó sencillo a lo profundo del jardín central, con el que empujó las dos carreras que sellaron la pizarra a favor de los Medias Rojas, la quinta y la sexta. El jardinero llevó a la timbradora a Hernández y al bateador designado Kyle Schwarber.

Además de Hernández, Devers, que siguió en la antesala de los Medias Rojas, enfrentó dos veces al lanzador y anotó una carrera para ser de nuevo eficaz en el juego ofensivo, a pesar que no hizo contacto con la pelota en dos viajes a la caja de bateo.

Pero si anotó la primera del partido, apenas se estaba en la parte baja de la primera entrada que marcaría la tónica del duelo de los eternos rivales de la División Este de la Liga Americana, que tuvo como escenario el legendario Fenway Park de Boston.

Sería el parador en corto arubeño Xander Bogaerts (1) quien mandó la pelota a la calle con bambinazo que la hizo volar 131 metros por todo lo alto del jardín central, llevando en circulación a Devers que había recibido base por bolas.

El receptor puertorriqueño Christian Vázquez se fue de 1-0 con los Medias Rojas.

Mientras que, por los Yanquis, la aportación latinoamericana, como al del resto del equipo no fue la mejor, el tercera base colombiano Gio Urshela tuvo de 3-1, sin anotación ni remolcada.

Desde el montículo, el relevo dominicano Luis Severino sacó una entrada y un tercio, permitiendo un imparable, una carrera, dio una base por bolas y ponchó a un bateador rival, saliendo sin decisión.

Cora confía en lo que puede lograr el equipo de Boston, pero también reconoció que “Al comenzar la temporada, todo el mundo hablaba de que (los Rays) eran el mejor equipo de las Grandes Ligas y tenemos un gran desafío. Pero estamos listos para eso».

Cora destacó que superar en el comodín a los Yanquis debe dar todo tipo de confianza a cualquier equipo que lo consiga porque se habían enfrentado a la franquicia que posee 27 campeonatos de la Serie Mundial, aunque no lo ganan desde el 2009.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *