INTERNACIONALES

Cubanos piden a Biden que reabra la Embajada de EE.UU. en La Habana

Spread the love

Decenas de cubanos han exigido al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la reapertura de los servicios consulares en La Habana a través del hashtag #ConsularServicesInCuba.

En Twitter la solicitud se ha vuelto tendencia, cuando al menos 22.000 familias de la isla se encuentran angustiadas y urgidas de un reencuentro y de dar curso a sus solicitudes de reclamación, lo cual se ha postergado por el cierre de los servicios consulares hace cuatro años.

“La reunificación legal de los cubanos se ha visto seriamente afectada por las decisiones arbitrarias de la Administración Trump. Las familias cubanas están sufriendo, es hora de hacerlo bien. @POTUS necesitamos una solución.

Este internauta detalló que al menos 100 mil familias se han visto afectadas por la falta de servicios consulares en la isla, y denunció que Guyana, país al que acuden los cubanos para solicitar visas hacia Estados Unidos, no ha dado más citas. Sin contar, subraya, que el tiempo de espera para obtener una entrevista es de casi 30 meses y que los viajes a terceros países ya son impagables y piden muchos requisitos que imposibilitan asistir a la entrevista.

El presidente Biden ordenó al Departamento de Estado el pasado 19 de julio considerar un aumento del personal en la Embajada de Estados Unidos en La Habana y la creación de un grupo de trabajo para evaluar el envío de remesas a las familias cubanas.

Un alto funcionario del Departamento de Estado dijo entonces que la administración había instruido considerar planes para ampliar el personal de su sede diplomática en La Habana, cuya capacidad de funcionamiento y servicios consulares quedaron prácticamente congelados en octubre de 2017, tras la retirada de empleados por los llamados ataques sónicos.

La medida podría restaurar servicios consulares y trámites congelados desde finales de 2017, cuando Washington decidió retirar la casi totalidad de sus empleados de la legación por la afectación del llamado “Síndrome de La Habana”.

La eventual paralización de la embajada en La Habana ha afectado el procesamiento de visas del Programa de Reunificación Familiar (CFRP), dejando a la espera a más de 22,000 casos para tramitar su solicitud de reclamación.

El principal obstáculo para la reapertura de la sede diplomática radica en asuntos de seguridad, pues unos 26 empleados estadounidenses y sus familiares fueron afectados por los presuntos ataques sónicos, con secuelas neurológicas y emocionales, sin que las agencias de inteligencia y las investigaciones científicas tengan una conclusión definitiva sobre las causas de la afectación.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *