INTERNACIONALES SALUD

Las hospitalizaciones por covid-19 en EE.UU. alcanzan niveles no vistos desde el invierno pasado

Spread the love

(CNN).- La propagación de la variante ómicron del nuevo coronavirus está causando una interrupción generalizada en Estados Unidos a medida que las hospitalizaciones alcanzan un nivel no visto desde el repunte registrado durante la temporada de fin de año de 2020-21.

Más de 141.000 estadounidenses permanecían hospitalizados con covid-19 hasta el lunes, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos, acercándose al récord de 142.246 hospitalizaciones del 14 de enero de 2021.

Esto está sobrecargando las redes de atención médica mientras los hospitales hacen malabares ante los problemas de personal causados por el aumento de la demanda, que se suma al hecho de que los empleados, que corren un mayor riesgo de infección, tienen que aislarse y recuperarse después de dar positivo.

En Virginia, el gobernador Ralph Northam declaró un estado de emergencia limitado el lunes debido a que la cantidad de hospitalizaciones en las UCI se duplicó con creces desde el 1 de diciembre. La orden permite a los hospitales ampliar la capacidad de camas y brindar más flexibilidad en la dotación de personal, dijo. Y agregó que también amplía el uso de la telesalud, así como los profesionales médicos que pueden administrar vacunas.

En Texas, se han contratado, capacitado y desplegado al menos 2.700 trabajadores de la salid para ayudar con el repunte. Ellos se unen a más de .300 trabajadores ya enviados a todo el estado, dijo el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas en un comunicado a CNN.

Kentucky ha movilizado a la Guardia Nacional para brindar apoyo, con el envío de 445 miembros a 30 centros de atención médica, anunció el estado.

Ingrese su correo electrónico para suscribirse al boletín informativo de cinco cosas de CNN.

En Kansas, el Sistema de Salud de la Universidad de Kansas (UKHS), que anunció un número récord de pacientes con covid-19, está “trasladando personal de áreas que pueden respaldar las funciones de apoyo de la atención directa al paciente”, dijo Chris Ruder, director de operaciones de UKHS. “Eso puede ser administrar un laboratorio, puede ser un simple transporte de pacientes. Ese tipo de cosas en las que podemos ayudar a otras personas”.

Las medidas de mitigación, como el uso obligatorio de máscaras, también se están reactivando en algunas áreas.

El gobernador de Delaware, John Carney, firmó el lunes un mandato universal de uso de mascarillas en interiores debido al aumento de hospitalizaciones, con algunos hospitales “con más del 100% de la capacidad de camas para pacientes hospitalizados en medio de una escasez de personal paralizante”, dijo en un comunicado. Las iglesias y los lugares de culto están exentos del mandato, mientras que las empresas deben proporcionar máscaras a los clientes y tener letreros sobre los requisitos de uso mascarilla en interiores.

El debate sobre la seguridad en las escuelas frente al covid-19 continúa, ya que solo uno de cada seis niños de 5 a 11 años está totalmente vacunado, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC).

Mientras Los Ángeles se preparaba para regresar a la escuela, aproximadamente 62.000 estudiantes y empleados dieron positivo por covid-19 y tendrán que quedarse en casa, según mostraron los datos del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles el lunes. Esto equivale a una tasa de positividad del 14,99%. La tasa de positividad del condado de Los Ángeles en general, en comparación, se ha disparado al 22%.

En Chicago, los educadores regresarán a la escuela este martes y está programado que los estudiantes retomarán las clases presenciales el miércoles luego de una disputa de casi una semana. El Sindicato de Maestros de Chicago había votado la semana pasada a favor de enseñar a distancia, y el distrito escolar respondió cancelando las clases durante cuatro días.

El acuerdo, anunciado el lunes por la noche, incluía métricas sobre cuándo un salón de clases tendría que volver a las clases a distancia debido a los niveles de covid-19.

En áreas donde las escuelas han vuelto a las clases presenciales después de las vacaciones, el tiempo necesario para que las personas con covid-19 se recuperen ha afectado algunos servicios esenciales.

Un distrito escolar de Greensboro, Carolina del Norte, suspendió el transporte en autobús escolar para ocho de sus escuelas secundarias a partir del lunes debido a la “grave escasez de conductores de autobuses que empeoró por el aumento de los casos de covid-19”, según un comunicado de las escuelas del condado de Guilford.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *