MUNDO

Presidentes de Rusia y Francia se reunirán el 7 de febrero en Moscú

Spread the love

El presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, sostendrán conversaciones oficiales en esta capital el próximo 7 de febrero, confirmó hoy el jefe de la oficina de prensa del Kremlin, Dmitri Peskov.

«Putin estará dispuesto a continuar la discusión que él y Macron iniciaron durante varias conversaciones telefónicas en los últimos días, para exponer nuestras preocupaciones, nuestra visión de la situación y nuestra comprensión de lo que hemos recibido como respuesta de Estados Unidos y la OTAN», declaró.

Según Peskov, los jefes de Estado deben abordar también las relaciones bilaterales, que la parte rusa considera muy importantes.

El pasado 31 de enero, el presidente ruso y su par francés acordaron por teléfono la posibilidad de trabajar sin demora para organizar una reunión personal.

Los mandatarios continuaron el diálogo iniciado el 28 de enero sobre la situación en Ucrania y las cuestiones relacionadas con la provisión de garantías jurídicas de seguridad a largo plazo a Moscú, a partir de sus propuestas a Estados Unidos y la OTAN.

Según el comunicado del Kremlin, Putin volvió a exponer en detalle los enfoques de principio vinculados con las propuestas dadas a conocer a Washington y la Organización del Tratado del Atlántico Norte a mediados de diciembre.

Antes, el dirigente ruso confirmó que su país estudiaría con cuidado las respuestas escritas de Occidente a sus proyectos de acuerdos y luego Moscú definiría las acciones posteriores.

Subrayó que ni Estados Unidos ni la OTAN tuvieron en cuenta las preocupaciones fundamentales de Rusia en esos documentos y puso como ejemplo la necesidad de impedir la expansión de la Alianza Atlántica y el despliegue de sistemas de armas de ataque cerca de las fronteras rusas.

Manifestó que otra de las iniciativas de garantías de seguridad no tenida en cuenta es el requerimiento de regresar el potencial militar y la infraestructura del bloque euroatlántico en Europa a las posiciones de 1997, año en que se firmó el acta de fundación del Consejo Rusia-OTAN.

Putin le explicó a Macron que también se ignoró una pregunta clave: cómo Estados Unidos y sus aliados pretenden seguir el principio de indivisibilidad de la seguridad fijado en los documentos básicos de la OSCE y Rusia-OTAN, el cual estipula que nadie debe fortalecer su seguridad a expensas de la seguridad de otros países.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *