ANALISIS

Nocaut fulminante; retiro a tiempo

Spread the love

Por Luis Fernández*

La más reciente elección municipal en el país ha dejado huellas hondas en la colectividad nacional y política.

Y mucho más en algunos sectores y líderes que fueron barridos por los actores del Partido Revolucionario Moderno (PRM), ganador de dicho certamen electoral.

Algunos escritores, politólogos y dirigentes políticos analizan los hechos antes, durante y después de los comicios, concluyendo en que hubo un nocaut fulminante contra la Coalición Rescate RD que integraron el PLD, la FUPU y el viejo Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

El nocaut fue tan contundente que los golpeados están en clínicas privadas y hospitales públicos, y algunos en ‘casita’ o ‘apartamentos’, sin haberse recuperado de los golpes recibidos por la maquinaria oficialista. Y los árbitros solo exhibieron las ‘tarjetas’ con los números agraciados, sin informar de ‘golpes bajos’ (que parece no existieron), o aumento en el costo de las boletas por parte del ‘mercado negro’.

Una enorme mayoría de los actores y actrices envueltos en el ‘evento electoral’, reafirman hoy que todo transcurrió en paz, con alegría de unos y lágrimas de otros.

ENTIENDO, PERO NO LO CREO

Entiendo que después de esos golpes demoledores, algunos dirigentes políticos aspiren seguir en las próximas carteleras boxísticas, pero creo que algunos deben sopesarlo muy bien antes de hacerlo sin gloria alguna.

Retirarse a tiempo, sano, mental y físicamente, no solo debe ser gesto de gente sencilla y humilde, sino de cualquiera que se crea o estime superior a los demás ciudadanos. Algunos ‘estadistas’ del planeta así lo han reconocido, cuando sus pueblos los han rechazado.

Es cierto que ‘el político vive en y de la política’ casi hasta su desaparición física. Pero eso debe tener excepciones, como todo en la vida, y producirse en el momento exacto.

Y si esos dirigentes miraran a su alrededor, se darían cuenta de que quienes los rodean solo lo han hecho para obtener beneficios y prebendas, aunque el pueblo siga mal pasando, sufriendo y anhelando cambios notables.

Porque esa minoría de supuestos amigos y allegados ‘es la misma que siempre ha robado, encarcelado, deportado y asesinado a nuestro pueblo’.

Y ‘esa minoría es la que se llegó a creer que este país(RD) le pertenecía (o pertenece) y que sus habitantes eran (o son) sus esclavos’. Y nada más incierto.

Me gustaría leer, escuchar y conocer que algunos de nuestros dirigentes políticos del más alto calibre, anuncien su retirada del ring electoral, antes de que más tarde deban hacerlo por las embestidas de un pueblo bueno, sano y solidario que está cansado de que lo tomen por pendejo, cobarde e ignorante.

 

*El autor es escritor, periodista y abogado

 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *