ANALISIS

EEUU, Luís Abinader, Nayib Buquelle y Haití

Spread the love
Por Dr. Sergio Solis Taveras*
Es importante reconocer y dar seguimiento al gran proceso de desarrollo que a través del paso del tiempo ha llevado consigo la gran nación americana, cuyo símbolo es la valentía del vuelo del águila.
Las profundas transformaciones que en todos los órdenes han mostrado los Estados Unidos de Norteamérica tanto desde el punto de vista de sus conquistas, como del desarrollo de sus líderes y dirigentes, amen de la modernización de sus espacios geográficos donde se ha desarrollado la industria, la modernidad y el culto al crecimiento sostenido de sus empresas y producción, merece admiración y respeto.
Las buenas relaciones con los países de su entorno, llámese América del Sur, Centro América y el Caribe, se han caracterizado por un lenguaje diplomático de respeto y apoyo a los organismos internacionales, cuya única misión es velar por el buen desenvolvimiento democrático, el diálogo y la concertación con sus integrantes en momentos donde hay que buscar soluciones positivas a la crisis.
Estemos de acuerdo o no con las políticas internacionales de la gran potencia, podemos decir que sus pasos han sido contundentes.
La crisis haitiana pone a prueba la gran capacidad diplomática y militar de los EEUU, su misión en estos momentos debe ser garantizar la paz y el orden, por encima de sectores sedisiosos que a través del desorden quieren imponer el imperio de la violencia y la corrupción, que es lo que pasa en Haití.
El manejo de la República Dominicana ante la crisis haitiana ha sido magistral, sofocando los conatos de provocación, enarbolando la bandera de la valentía ante los asomos de aquellos que pescan en río revuelto y siembran el caos y la confusión, poniendo en peligro la soberanía nacional.
Es de inteligentes no dejarse provocar, como también clamar por apoyo  a los organismos internacionales de soporte y control, ante la grave situación haitiana.
Demos un voto de confianza y reconocimiento a nuestro presidente Luis Abinader Corona, por su buen manejo con respecto a la delicada situación del vecino país.
En los presidentes Luis Abinader Corona y  Nayib Buquelle tenemos dos grandes representantes de la paz  y de la democracia continental.

Un voto grandísimo de confianza a la buena actitud de cooperación para la solución del pueblo haitiano que ha manifestado esa estrella del firmamento político mundial, el líder y presidente Nayib Bukele

*El autor es médico, analista social y escritor

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *